Bienvenidos al blog

Su opinión nos importa mucho

¡Gracias por visitarnos!

domingo, 29 de marzo de 2009

FIN DEL FUNDAMENTALISMO DE MERCADO



En junio cumplirá 92 años. Lúcido y activo, el historiador que escribió Rebeldes primitivos, La era de la revolución y la Historia del siglo XX, entre otros libros, aceptó hablar de su propia vida, de la crisis del ’30, del fascismo y el antifascismo y de la crisis actual, que según él es a la economía de fundamentalismo de mercado lo que la caída del Muro de Berlín fue a la lógica soviética del socialismo. Una charla antes del G-20 y la llegada de Cristina a Londres.

Por Martín Granovsky *

–Vino un historiador alemán, por eso estoy en la embajada, y debo volver –avisa–. Llegó de visita a Londres y quiso conversar con algunos de nosotros. Sé que vamos a Canning House. Está bien. Poco trayecto, ¿no?

El auto da media vuelta a Belgrave Square y se detiene frente a otro palacete blanco de tres escalones, porche rodeado de columnas y puerta de madera pesada. Por algún motivo mágico el conductor de pelo blanco con mechón sobre la cara, traje azul y sonrisa como la del ayudante del inspector Morse de Oxford, ya le abre a Hobsbawm. Entre esas construcciones tan parecidas, la elegancia del Jaguar lo asemeja a un carruaje recién lustrado. El cochero sonríe cuando Hobsbawm desciende. El profesor le devuelve la simpatía mientras trepa con facilidad hasta un hall oscuro. Ya entró en Canning House y a la derecha ve una enorme imagen de José de San Martín. A la izquierda del pasillo, una gran sala. El té ya está servido. Es decir, el té, las masas y una torta. Otro cuadro del mismo tamaño que el de San Martín. Es Simón Bolívar. Y también es Bolívar el caballero del busto sobre el aparador.

¿Cuánto té habrán tomado Bolívar y San Martín antes de salir de Londres a Sudamérica, a principios del siglo XIX, para cumplir su plan de independencia?

Hobsbawm apura la primera taza y quiere ser él quien arroje la primera pregunta.

–¿Cómo está la Argentina? –interroga pero no tanto, porque no espera y comenta–. El año pasado Cristina estuvo por venir a Londres para una reunión de presidentes progresistas y pidió verme. Yo dije que sí, pero ella no vino. No fue su culpa. Estaba en medio de la confrontación con la Sociedad Rural.

Hobsbawm habla un inglés sin la afectación ni el tartamudeo de algunos académicos del Reino Unido. Pero acaba de pronunciar “Sociedad Rural” en castellano.

–¿Qué pasó con ese conflicto? –pregunta.

Tras la explicación correspondiente, el profesor inclina la cabeza, más curioso que antes, mientras con la mano derecha su tenedor intenta cortar la tarta de manzana. Es una tarea difícil. Entonces se desconcentra de la tarta y fija la mirada esperando, ahora sí, alguna pregunta.

–El mundo está complejo –afirma sin embargo manteniendo la iniciativa–. No quiero caer en slogans, pero es indudable que el Consenso de Washington murió. La desregulación salvaje ya no sólo es mala: es imposible. Hay que reorganizar el sistema financiero internacional. Mi esperanza es que los líderes del mundo se den cuenta de que no se puede renegociar la situación para volver atrás sino que hay que rediseñar todo hacia el futuro.

–La Argentina experimentó varias crisis, la última fuerte en 2001. En 2005 el presidente Néstor Kirchner, de acuerdo con el gobierno brasileño, que también lo hizo, pagó al FMI y desenganchó a la Argentina del organismo para que el país no siguiera sometido a sus condicionalidades.

–Es que a esta altura se necesita otro FMI absolutamente distinto, con otros principios, que no dependa sólo de los países más desarrollados y en el que una o dos personas toman las decisiones. Es muy importante lo que están proponiendo Brasil y la Argentina para cambiar el sistema actual. ¿Cómo están las relaciones entre ustedes?

–Muy bien.

–Eso es muy importante. Manténganlas. Las buenas relaciones entre gobiernos como los de ustedes son muy importantes en medio de una crisis que también implica riesgos políticos. Para los standards norteamericanos, los Estados Unidos están girando a la izquierda y no a la extrema derecha. Eso también es bueno. La Gran Depresión llevó políticamente al mundo a la extrema derecha en casi todo el planeta, con excepción de los países escandinavos y los Estados Unidos de Roosevelt. Incluso en el Reino Unido llegó a haber miembros del Parlamento que eran de extrema derecha.

–¿Y qué alternativa aparece?

–No lo sé. ¿Sabe cuál es el drama? El giro a la derecha tuvo dónde recostarse: en los conservadores. El giro a la izquierda también tuvo en qué descansar: en los laboristas.

–Los laboristas gobiernan el Reino Unido.

–Sí, pero me gustaría hacerle un planteo más general. Ya no existe la izquierda tal como era.

–¿La extraña?

–Lo señalo.

–¿A qué se refiere cuando dice “la izquierda tal como era”?

–A las distintas variantes de la izquierda clásica. A los comunistas, naturalmente. Y a los socialdemócratas. ¿Pero sabe qué pasa? Todas las variantes de la izquierda precisan del Estado. Y durante décadas de giro a la derecha conservadora, el control del Estado se hizo imposible.

–¿Por qué?

–Muy sencillo. ¿Cómo controla usted el Estado en condiciones de globalización? Conviene recordar que a principios de los ’80 no sólo triunfaron Ronald Reagan y Margaret Thatcher. En Francia, François Mitterrand no logró una victoria.

–Había ganado la presidencia en 1974 y repitió en 1981.

–Es así. Pero cuando intentó una unidad de izquierdas para nacionalizar un sector mayor de la economía, no tuvo el poder suficiente para hacerlo. Fracasó por completo. La izquierda y los partidos socialdemócratas se retiraron de la escena, derrotados, convencidos de que nada podía hacerse. Y entonces, no sólo en Francia sino en todo el mundo, quedó claro que el único modelo que podía imponerse con poder real era el capitalismo absolutamente libre.

–Libre sí. ¿Por qué dice “absolutamente”?

–Porque con libertad absoluta para el mercado, ¿quién atiende a los pobres? Esa política, o la política de la no política, es la que se desarrolló con Margaret Thatcher y Ronald Reagan. Y funcionó –dentro de su lógica, claro, que no comparto– hasta la crisis que comenzó en el 2008. Frente a la situación anterior la izquierda no tenía alternativa. ¿Y frente a ésta? Fijémonos, si quiere, en la izquierda más clásica de Europa. Es muy débil en Europa. O está fragmentada. O desapareció. Refundación Comunista en Italia es débil y las otras ramas del ex Partido Comunista Italiano están muy mal. Izquierda Unida en España también está cayendo de la ladera de la colina. Algo quedó en Alemania. Algo en Francia, con el Partido Comunista. Ni esas fuerzas, y menos aún la izquierda más extrema, como los trotskistas, y ni siquiera una socialdemocracia como la que describí antes, alcanzan todavía como respuesta a esta crisis y a sus peligros. La misma debilidad de la izquierda aumenta los riesgos.

–¿Qué peligro ve?

–En períodos de gran descontento como el que empezamos a vivir, el gran peligro es la xenofobia, que alimentará y a su vez será alimentada por la extrema derecha. ¿A quién buscará esa extrema derecha? Buscará atraer a los “estúpidos” ciudadanos que cuidan su trabajo y temen perderlo. Y digo estúpidos irónicamente, quiero aclararle. Porque ahí reside otro fracaso evidente del fundamentalismo de mercado. Dejó libertad para todo. ¿Y la verdadera libertad de trabajo? ¿La de cambiarlo y mejorar en todos los aspectos? Esa libertad no la respetó porque, para el fundamentalismo de mercado, habría resultado políticamente intolerable. También habrían sido políticamente intolerable la libertad absoluta y la desregulación absoluta en materia laboral, al menos en Europa. Yo temo una era de depresión.

–¿Usted no tiene dudas, ya, de que entraremos en depresión?

–Si lo desea podemos hablar técnicamente, como los economistas, y cuantificar trimestres. Pero no hace falta. ¿Qué otra palabra puede usar uno para denominar un tiempo en el que muy velozmente millones de personas pierden su empleo? De cualquier manera, hasta el momento no veo un escenario de una extrema derecha ganando por mayoría en elecciones, como ocurrió en 1933 cuando Alemania eligió a Adolf Hitler. Es paradójico, pero con un mundo muy globalizado un factor impedirá la inmigración, que a su vez suele ser la excusa para la xenofobia y el giro hacia la extrema derecha. Y ese factor es que la gente emigrará menos –hablo en términos masivos– al ver que en los países desarrollados la crisis es tan vasta. Volviendo a la xenofobia, el problema es que aunque la extrema derecha no gane podría ser muy importante en la fijación de la agenda pública de temas y terminaría por imprimirle una cara muy fea a la política.

–Dejemos a un lado la economía por el momento. Pensando en política, ¿qué cosa disminuiría el riesgo de xenofobia?

–Me parece bien, vamos a la práctica. El peligro disminuiría con gobiernos que gocen de la suficiente confianza política por parte del pueblo por su capacidad de restaurar el bienestar económico. La gente debe ver a los políticos como gente capaz de garantizar la democracia, los derechos individuales y al mismo tiempo coordinar planes eficaces para salir de la crisis. Ahora que hablamos de este tema, ¿sabe que veo a los países de América latina sorprendentemente inmunes a la xenofobia?

–¿Por qué?

–Yo le pregunto si es así. ¿Es así?

–Es posible. No diría que son inmunes si uno piensa, por ejemplo, en el tratamiento racista de un sector de Bolivia hacia Evo Morales, pero al menos en los últimos 25 años de democracia, por tomar la antigüedad de la democracia argentina, la xenofobia y el racismo nunca fueron masivos ni nutrieron partidos de extrema derecha, que son muy pequeños. No pasó ni siquiera con la crisis del 2001, que culminó el proceso de destrucción de millones de empleos, a pesar de que la inmigración boliviana ya era muy importante en número. Ahora, no hablamos de los cantos de las hinchadas de fútbol, ¿no?

–No, yo lo pienso en términos masivos.

–Entonces las cosas parecen ser como usted las piensa, profesor. Y, como en otros lugares del mundo, el pensamiento de la extrema derecha aparece por ejemplo con la crispación sobre la seguridad y la inseguridad en las calles.

–Sí, América latina es interesante. Yo lo intuyo. Fíjese el país más grande, Brasil. Lula mantuvo algunas líneas de estabilidad económica de Fernando Henrique Cardoso, pero extendió enormemente los servicios sociales y la distribución. Algunos dicen que no es suficiente...

–¿Y usted qué dice?

–Que no es suficiente. Pero que lo que Lula hizo, lo hizo. Y es muy significativo. Lula es el verdadero introductor de la democracia en Brasil. Y nadie lo había hecho nunca en la historia de ese país. Por eso hoy tiene el 70 por ciento de popularidad, a pesar de los problemas previos a las últimas elecciones. Porque en Brasil hay muchos pobres y nadie jamás hizo tantas cosas concretas por ellos, desarrollando a la vez la industria y la exportación de productos elaborados. Aunque la desigualdad sigue siendo horrorosa. Pero hacen falta muchos años para cambiar más las cosas. Muchos.

–Y usted piensa que serán años de depresión mundial.

–Sí. Lamento decirlo, pero apostaría a que habrá depresión y que durará algunos años. Estamos entrando en depresión. ¿Sabe cómo se da cuenta uno? Hablando con gente de negocios. Bueno, ellos están más deprimidos que los economistas y que los políticos. Y a la vez, esta depresión es un gran cambio para la economía, capitalista global.

–¿Por qué está tan seguro?

–Porque no hay vuelta atrás hacia el mercado absoluto que rigió en los últimos 40 años, desde la década de 1970. Ya no es una cuestión de ciclos. El sistema debe ser reestructurado.

–¿Le puedo preguntar otra vez por qué está tan seguro?

–Porque ese modelo no sólo es injusto: ahora es inviable. Las nociones básicas según las cuales las políticas públicas debían ser abandonadas, ahora están siendo dejadas de lado. Fíjese lo que hacen, y a veces lo que dicen, dirigentes importantes de países de-sarrollados. Están intentando reestructurar las economías para salir de la crisis. No estoy elogiando. Estoy describiendo un fenómeno. Y ese fenómeno tiene un elemento central: ya nadie siquiera se anima a pensar que el Estado puede no ser necesario para el desarrollo económico. Ya nadie dice que bastará con dejar que fluya el mercado, con su libertad total. ¿No ve que el sistema financiero internacional ya ni funciona? En un sentido, esta crisis es peor que la de 1929-1933, porque es absolutamente global. Los bancos ni funcionan.

–¿Dónde vivía usted en ese momento, a comienzos de los años ’30?

–Nada menos que en Viena y Berlín. Era un chico. Qué horroroso ese momento. Hablemos de cosas mejores, como Franklin Delano Roosevelt.

–Usted lo rescató en una entrevista con la BBC al principio de la crisis.

–Sí, y rescato los motivos políticos de Roosevelt. En política aplicó el principio de “Nunca más”. Con tantos pobres, con tantos hambrientos en los Estados Unidos, nunca más el mercado como factor exclusivo de asignación de recursos. Por eso decidió realizar su política de pleno empleo. Y de ese modo no solamente atenuó los efectos sociales de la crisis sino sus eventuales efectos políticos de fascistización sobre la base del miedo masivo. El sistema de pleno empleo no modificó de raíz la sociedad, pero funcionó durante décadas. Funcionó razonablemente bien en los Estados Unidos, funcionó en Francia, produjo la inclusión social de mucha gente, se basó en el bienestar combinado con una economía mixta que tuvo resultados muy razonables en el mundo de la segunda posguerra. Algunos Estados fueron más sistemáticos, como Francia, que implantó el capitalismo dirigido, pero en general las economías eran mixtas y el Estado estaba presente de un modo u otro. ¿Podremos hacerlo de nuevo? No lo sé. Lo que sé es que la solución no estará solo en la tecnología y el desarrollo económico. Roosevelt tuvo en cuenta el costado humano de la situación de crisis.

–Es decir que para usted las sociedades no se suicidan.

(Piensa) –No deliberadamente. Sí pueden ir cometiendo errores que las llevan a terribles catástrofes. O al desastre. ¿Con qué razonabilidad, durante estos años, se podía creer que el crecimiento con tal nivel de burbuja sería ilimitado? Tarde o temprano se terminaría y algo debía ser hecho.

–De manera que no habrá catástrofe.

–No me interesan las predicciones. Mire, si viene, viene. Pero si hay algo que se pueda hacer, hagámoslo. Uno no puede perdonarse no haber hecho nada. Por lo menos un intento. El desastre sobrevendrá si nos quedamos quietos. La sociedad no puede basarse en una concepción automática de los procesos políticos. Mi generación no se quedó quieta en los años ’30 y ’40. En Inglaterra yo crecí, participé activamente de la política, fui académico estudiando en Cambridge. Y todos estábamos muy politizados. Nos tocó muy de cerca la Guerra Civil española. Por eso fuimos firmemente antifascistas.

–Le tocó a la izquierda de todo el mundo. También en América latina.

–Claro, fue un tema muy fuerte para todos. Y nosotros, en Cambridge, veíamos que los gobiernos no hacían nada por defender a la República. Por eso reaccionamos contra las viejas generaciones y los gobiernos que las representaban. Años después entendí la lógica de por qué el gobierno del Reino Unido, donde nosotros estábamos, no hizo nada contra Francisco Franco. Ya tenía la lucidez de saberse un imperio en decadencia y tenía conciencia de su debilidad. España funcionó como una distracción. Y los gobiernos no debieron haberla tomado así. Se equivocaron. El alzamiento contra la República fue uno de los hechos más importantes del siglo XX. Recién después, en la Segunda Guerra...

–Poco después, ¿no? Porque el fin de la Guerra Civil española y la invasión alemana de Checoslovaquia ocurren en el mismo año.

–Es verdad. Le decía que recién después el liberalismo y el comunismo hicieron causa común. Se dieron cuenta de que, si no, eran débiles frente al nazismo. Y en el caso de América latina el modelo de Franco influyó más que el de Benito Mussolini, con sus ideas conspirativas de la sinarquía, por ejemplo. No lo tome como una disculpa a Mussolini, por favor. El fascismo europeo en general es una ideología inaceptable, opuesta a valores universales.

–Usted habla de América latina...

–Pero no me pregunte de la Argentina. No sé lo suficiente de su país. Todos me preguntan por el peronismo. Para mí está claro que no puede ser mirado como un movimiento de extrema derecha. Fue un movimiento popular que organizó a los trabajadores y eso quizás explique su permanencia en el tiempo. Ni los socialistas ni los comunistas pudieron establecer una base fuerte en el movimiento sindical. Sé de las crisis que sufrió la Argentina y sé algo de su historia, del peso de la clase media, de su sociedad avanzada culturalmente dentro de América latina, fenómeno que creo que todavía se mantiene. Sé de la edad de oro de los años ’20 y sé de los ejemplos obscenos de desigualdad comunes a toda América latina.

–Usted siempre se definió como un hombre de izquierda. ¿También sigue teniendo confianza en ella?

–Sigo en la izquierda, sin duda con más interés en Marx que en Lenin. Porque seamos sinceros, el socialismo soviético falló. Fue una forma extrema de aplicar la lógica del socialismo, así como el fundamentalismo de mercado fue una forma extrema de aplicación de la lógica del liberalismo económico. Y también falló. La crisis global que comenzó el año pasado es, para la economía de mercado, equivalente a lo que fue la caída del Muro de Berlín en 1989. Por eso me sigue interesando Marx. Como el capitalismo sigue existiendo, el análisis marxista aún es una buena herramienta para analizarlo. Al mismo tiempo, está claro que no solo no es posible sino que no es deseable una economía socialista sin mercado ni una economía en general sin Estado.

–¿Por qué dice lo último?

–Si uno mira la historia y mira el presente, no tiene ninguna duda de que los problemas principales, sobre todo en medio de una crisis profunda, deben y pueden ser solucionados por la acción pública. El mercado no está en condiciones de hacerlo.

–Usted acaba de pedir al MI5, el organismo de seguridad interior del Reino Unido, que desclasifique los archivos sobre su vida y se los dé. ¿Por qué?

–No hay razón para que no los pueda ver. Es un poco absurdo. Hay hasta cartas privadas mías dando vueltas por ahí que salieron de otros archivos que sí fueron desclasificados, lo cual genera una contradicción ridícula. Mire, no es extraño que existan los archivos de seguridad, y no es extraño que yo esté. Lo que no entiendo, a esta altura, es por qué no me lo dejan ver. Soy curioso.

–La parábola del historiador, ¿no? Usted obviamente conoce su propia vida, pero incluso conociéndola quiere los documentos.

–Puede ser. Y además en mi caso ni siquiera es historia reciente. Pasaron alrededor de 70 años.

–¿Qué lee hoy, profesor, 70 años después?–Diarios, por supuesto. Revistas. Libros. Estos días leo L’invention du peuple juif, de Shlomo Sand. Trata sobre el concepto de pueblo judío, hurga en el Talmud, se mete con la idea de pueblo-nación. Es un tema que me interesa. Todavía no lo terminé de leer, así que aún no puedo sacar conclusiones. Sí tengo claro qué es ser judío en mi vida. De pequeño me decían: “Debes decir que eres judío y jamás sentir vergüenza”. Siempre lo hice así. Lo hago incluso cuando no estoy de acuerdo con políticas concretas del gobierno de Israel. Sigo confiando en el ser humano y estoy orgulloso de ser judío.

–¿Qué le gustó últimamente en cine?–Me impactó mucho Man on wire.

–¿La historia de Philippe Petit?–Sí. La película cuenta cómo hizo Petit, en 1974, para cruzar en un cable los 60 metros que separaban una torre gemela de Nueva York de la otra. Me interesó por la naturaleza humana: un hombre intentaba hacer algo que parecía imposible. Y lo hizo. Es un buen motivo de reflexión en un momento de tensiones políticas y sociales.

–¿Cuál es su novela preferida?(Golpea rítmicamente el brazo de la silla con todas las uñas de la mano derecha durante casi un minuto.)

–Ana Karenina, de León Tolstoi. Una novela maravillosa. La más grande que leí en mi vida. Y no sé si podré leerla de nuevo. Ya que hablo con un latinoamericano le digo que me gusta mucho Gabriel García Márquez, en especial Cien años de soledad. Captura inmediatamente tu atención y toda tu vida. Y siempre leí mucha poesía.

–¿Qué obra de Marx recomienda leer?–El 18 Brumario de Luis Bonaparte. Un gran análisis de la sociedad y la política. Un gran trabajo de historia. Una gran obra del periodismo. Todo eso junto a veces produce resultados extraordinarios.

–Marx y Tolstoi son del siglo XIX.–Y bueno, no se olvide de que originalmente yo soy un historiador del siglo XIX. ¿No seré también un hombre del siglo XIX? A fines de ese siglo la gente creía en el progreso técnico y moral. Tenía esperanzas en un mundo educado y civilizado que estaba aboliendo la tortura y la esclavitud. Yo creo en esa idea de progreso moral. Pero no soy necio, y sé que es difícil mantenerlo. Y ya que hablamos de Marx, obviamente el socialismo era optimista por naturaleza. Creía en la posibilidad cierta del cambio. Ya ve para qué sirven los historiadores: recuerdan lo que otros quieren olvidar


* Analista internacional. Presidente de la agencia nacional de noticias Télam.

“Argentina está toda contaminada”



La investigadora francesa alerta sobre el uso de herbicidas tóxicos.

Llegó al país para presentar su libro El mundo según Monsanto, en el que revela la estrategia de esa compañía para fomentar el empleo de transgénicos y agroquímicos, sin advertir sobre las consecuencias para el suelo y las personas. Robin. Explicó que Europa prohibió el uso de semillas transgénicas y que en la Argentina explotó su utilización durante el gobierno de Menem.
La periodista francesa Marie Monique Robin dedicó los últimos años a investigar cómo la empresa multinacional Monsanto, con base en los Estados Unidos, desarrolló el uso de semillas genéticamente modificadas, para hacerlas más resistentes, mientras que al mismo tiempo impulsó en forma asociada la utilización de un poderoso herbicida, que puede generar efectos nocivos a largo plazo sobre la tierra y los seres humanos.
Según Robin, en Europa se prohibió el uso de cultivos transgénicos, mientras que en América del Sur se expandieron en forma exponencial, de la mano de la soja, gracias a sus cotizaciones crecientes en los mercados internacionales. De acuerdo con sus investigaciones, volcadas en un libro y en un documental, El mundo según Monsanto, la empresa hasta “manipuló estudios científicos para tapar los efectos de las toxinas sobre el ser humano”.

“Monsanto no solamente es el primer productor de transgénicos en el mundo, sino que también desde el año 2005 es la primera empresa semillera del mundo”, explicó Robin a Crítica de la Argentina, recién llegada al país para presentar su libro y su documental mañana, a las 17, en el Auditorio Borges de la Biblioteca Nacional. El trabajo advierte sobre los peligros resultantes del crecimiento exponencial de los cultivos transgénicos, que en 2007 cubrían 100 millones de hectáreas, con propiedades genéticas patentadas en el 90% por Monsanto.
“La soja transgénica nunca fue estudiada y tampoco fueron estudiados los efectos que puede producir en la gente, en el consumidor, en los animales o en el medio ambiente. Hubo una falta total de investigación científica para verificar si hay problemas o no. La segunda cosa es que Monsanto pudo vender el Roundup, el herbicida a base de glifosato, porque mintió. La empresa fue condenada por publicidad mentirosa en Estados Unidos hace ya diez años y en Francia el año pasado”, explicó la periodista.

–¿Por qué mintió?
–Siempre dijo que este herbicida era biodegradable, es decir que luego no queda nada ni en el suelo, ni en el aire, ni en el agua, que no tenía problemas para el medio ambiente, ni para la salud de las personas que lo utilizan. Todo eso es mentira. Lo que reveló mi investigación es que no es biodegradable, queda en las aguas, queda en los suelos mucho tiempo. Hay un estudio secreto de Monsanto que se pudo desclasificar en Francia que revela que Monsanto enseña nada más que el 2% del Roundup es degradado después de ocho días. Además hay muchos estudios que revelan que el Roundup puede llevar al cáncer.


–Además se realizan fumigaciones sin ningún control.

–Sí, claro; cuando estuve haciendo mi documental, Argentina, la soja del hambre, en 2005, lo vi. Están fumigando hasta en las puertas de las escuelas; yo estuve filmando en una escuela por ejemplo, ahí cerca de Paraná, y estuve en una comunidad en Formosa donde todos los cultivos estaban destruidos y la gente se enfermaba. Es una catástrofe sanitaria que ya está en marcha. Este producto, por ejemplo, en Dinamarca lo prohibieron definitivamente como otros herbicidas de Monsanto u otras compañías que han contaminado países enteros. La Argentina ya está totalmente contaminada y me da mucha pena.

– ¿Por qué se desarrolló tanto la soja en la Argentina?
–En mi libro escribo sobre esto, como fue que la Argentina, que no era un productor de soja como Brasil, se lanzó a esta aventura yo diría suicida. Monsanto pudo entrar en la Argentina porque era la época de Menem y vamos a decir que era un gobierno muy débil para ciertas cosas. En Francia y en otros países de Europa tuvimos la crisis de la vaca loca. Por eso hubo una demanda muy grande de soja, y el precio subió mucho en el mercado internacional. Como la Argentina tenía este problema de la crisis económica, el Gobierno apoyó la famosa sojización del país.

Fuente:Criticadigital.com

martes, 24 de marzo de 2009

NO PUDIERON



33 años después se abre para el acceso al publico lo que fue el centro clandestino de detención LA PERLA, lugar donde los señores de la vida y la muerte pretendieron acabar con la esperanza de un pueblo que siempre busco un país que cobije a todos sus habitantes con igualdad de oportunidades .
Hoy la nación toda pudo entrar a las mazmorras de Menéndez, y especialmente los cordobeses que sufrieron el terror de tal miserable individuo.Aquí esta el lugar que se usó para acallar la lucha de miles , el mismo lugar que casi no dejó sobrevivientes y por donde pasaron cerca de 5000 cordobeses y argentinos.
Hoy gracias a la lucha constante de miles de argentinos dignos ,se está haciendo justicia ,no habrá lugar ya para los represores indignos uniformados en contra del pueblo y de la patria. La victoria no está en la venganza ,sino en que miles de jóvenes y aún niños saben que por aqui pasó la más atroz de las infamias , los que mancharon de sangre argentina el uniforme de la patria,estan siendo derrotados, por las mismas ideas que ellos pretendieron talar, ellos querian una patria para todos y por eso fueron aniquilados.
Creyeron que matando sus cuerpos terminaban con la lucha , qué equivocados estaban ¡ hoy nuestro pueblo tiene claro que los genocidas bajo el mando de los más ricos del país, solo buscaban sumirnos en la peor de las servidumbres ¡¡¡
Que imagen más paradojal ¡¡al mismo tiempo que se realizaron estas conmemoraciones de la etapa más cruel de nuestra historia , otros argentinos con ideas excluyentes cortan rutas y desabastecen al conjunto de los argentinos ¡¡¡
Pero algo hemos aprendido ¡¡nunca la historia vuelve atrás ¡¡

lunes, 23 de marzo de 2009

CARTA A MARCELO TINELLI


CARTA A MARCELO TINELLI PARA SALVARLO


Carta del los Cros. del Barrio El Chorizo a Marcelo

Marcelo: ¡sí hay un lugar donde vivir! Venite.

Estimado Marcelo: luego de escuchar tus declaraciones en el programa de Rial, donde tan claramente expones la pesadilla que están viviendo vos y otras personas en Buenos Aires y coincidiendo plenamente con tus expresiones de:

"La entiendo perfectamente a Susana (Giménez), si me mataran un ser querido también pediría la pena de muerte, y yo también estoy cansado de los derechos humanos a los presos".

"La gente ya no sabe como vivir, ni siquiera nos podemos mudar porque ¿adónde vas a ir? Todo el país es inseguro".

"Hoy te matan por el pancho y la Coca (Cola)".

"miramos el país como si fuera una película, nadie se hace cargo de nada. Yo no digo que hay que hacer la ley bruta pero algo hay que hacer".

"la inacción es lo que genera todo esto y nos estamos acostumbrando a tres o cuatro muertes por día que aparecen en los medios y esas son solas las que aparecen. Hay decenas, cientos de muertes más. Acá nadie se hace responsable de las cosas".

Salís a la calle y te matan a vos, a tu hijo, de seis tiros. Vos vivís en un country cerrado, en un edificio con rejas, y los delincuentes andan sueltos

Nosotros no tenemos que encargarnos de esto (...); nosotros damos trabajo a la gente, entretenemos. ¿Por qué tenemos que estar controlando la cuadra, la casa, el barrio? Pagamos nuestros impuestos para que alguien vele por nosotros"

Un grupo de vecinos del asentamiento El Chorizo, ubicado en una zona rural de la provincia de San Juan, sensibilizados por tus palabras, nos reunimos en asamblea y decidimos darte una solución. Nuestro barrio es humilde, te aclaramos, pero no hay inseguridad. O por lo menos la inseguridad que sufres vos en la gran ciudad. Si la memoria no nos falla aquí no han matado a nadie. Por lo tanto hemos decidido, por unanimidad, darte un lugarcito en nuestra barriada.

Hemos decidido esto porque ninguno de nosotros olvida tu valioso trabajo de entretenimiento durante casi las dos últimas décadas. Que coinciden con las más duras recordadas por muchos de nosotros. De hecho, nuestro asentamiento está ubicado en las antiguas vías del ferrocarril. ¿Te acordarás Marce del Ferrocarril? Ese que en los 90, cuando empezabas tu carrera meteórica, Neustandt nos aleccionaba, no nos entretenía, diciéndonos que había que privatizarlo porque nosotros, o el estado, tenía que subvencionarlo. Hasta que por suerte desapareció. El ferrocarril, digo. Sin embargo pasó algo curioso. Muchos perdieron el trabajo, otros la forma de transportarse y por ende el trabajo y otros que vivían de los que vivían gracias al tren también perdieron el trabajo. Dicen que un millón de personas tuvieron que emigrar a las ciudades. ¿Será cierto? Pero lo más increíble es que el estado, o sea nosotros, seguimos subvencionándolo. Sí, podes creer, vos, yo, nosotros, los que pagamos impuestos. Pero no todas fueron pálidas, algunos salimos ganando. Gracias a Menem que lo hizo, Neustandt que nos lo vendió y vos que nos sacaste la mufa, ahora tenemos donde vivir. Fueron épocas duras, pero por suerte vos estabas allí para entretenernos.

¿Te acordarás Marce en los 90 cuando abrieron los mercados y cerraron las fábricas? ¿Cuando privatizaron YPF y se popularizaron los piquetes? Si te debes acordar. Era cuando el 1 a 1 que te permitía mandar los muchachos que trabajaban con vos a otros países para burlarse de los lugareños. Que gracioso. Después de buscar laburo todo el día, llegábamos a nuestro rancho para poder verlos y divertirnos junto con ustedes. ¿Que boludos los italianos, no? Que divertido, menos mal que estabas vos para entretenernos.

Por habernos entretenido tanto en esos amargos momentos es que te haremos un lugarcito en nuestro asentamiento. Ya hablamos con el puntero de turno y nos dijo que solo te cobrará $500 por la parcela. Si nosotros pudiéramos te ayudaríamos, pero nos agarra en mal momento porque ya hicimos la tómbola para buscar fondos para la operación de Yésica. La Yesi es hija de una niña de 14 años desnutrida, que nació con una malformación. Marce: ¿Sabias que en Argentina mueren 20 niños por día por desnutrición? ¿Casi una tragedia no? Pero volvamos a la tómbola. No nos quedó otra porque como te imaginaras La Yesi no tiene obra social, y en el hospital no tienen insumos. Esto también empezó en los 90 Marce. ¿Te acordarás? Era cuando mostrabas las chicas pulposas. Que buenas estaban Marce. Parece que estabamos demasiado entretenidos porque llegaron unos tipos de unos organismos internacionales que nos decían que para pagar la deuda externa había que bajar los gastos en salud y educación. ¿Te acordarás? Parecía un blooper de VideoMach. Tal vez no te acuerdas, y lo entiendo, porque no podes estar en todas: buscando gente de quien burlarte, chicas que quieran mostrar los pechos por unos pesos, coordinar con los del programa, la publicidad, la fama.

Lo de la educación no nos importa tanto. Por aquí ya casi nadie va a la escuela. ¿Sabías Marce que en la Argentina para el 2001 no superaban el 25% los jóvenes entre 20 y 24 años con secundaria completa? Igual a nosotros no nos complica, porque para cosechar uva, tomate y trabajar en la construcción no nos exigen la secundaria. De hecho, menos mal que ni siquiera nos exigen la primaria o saber leer y escribir. Menos mal Marce, sino estaríamos realmente jodidos.

Tu parcelita estaría al lado de la de los Carrizo. Son buena gente. Si hubiera trabajo trabajarían de seguro. Don carrizo toma mucho, pero nunca le ha pegado a nadie que no sea su mujer o sus hijitos. Dicen que se puso malo desde que Carlos, el hijo mayor, tuvo el accidente. Se cayó del camión de la cosecha y lo aplastó el trailer. La policía no sabía si ponerlo como accidente de tránsito o de trabajo. ¿Sabías Marce que en el 2008 murieron más de 8100 personas en accidentes de tránsito? ¿Y que en ese mismo año murieron más de 1000 en accidentes de trabajo? Es impresionante. ¿No Marce? Pareciera un castigo de Dios. Igual a Carrizo no le importó como lo anotaron, solo le importó que Carlos muriera y dejara su novia e hijita desamparadas.

Volvamos a tu parcelita Marce. Es la más alta del asentamiento, por lo que es improbable que se te inunde en la época de lluvia. Igual en San Juan no llueve mucho. No hay agua potable, pero por unos pesos te llenan unos tachos y listo. Lo que si, tienes que asegurarte unos mangos a fin de semana para tal fin. Tampoco creo que tengas problema en conseguir trabajo. Tal vez puedas ser locutor de radio. Aquí son tan malos que lo único que hacen es imitarte a vos. Llegas a venir vos y los flacos se tienen que hacer vecinos nuestros. Quedarían, realmente, en la lona. ¿Como no le van a dar trabajo a Marcelo Tinelli? Educado (¿terminaste la secundaria vos, no?), blanco, alto, con toda la facha y la mosca. ¿Como hiciste Marce para que te vaya tan bien cuando la mayoría de los argentinos quedaba en la pampa y la vía? Y después la mayoría en la pampa y nosotros en la vía ( ja, ja un chistecito de los tuyos). Que capo sos Marce. Te confieso que por momentos te tengo envidia. Pero nunca como para matarte, tranquilo.

Hablando de muerte, acá me recuerda doña Carmen que si hubo un hecho de sangre. No en nuestro asentamiento, pero el Sordo, como le decían, era vecino nuestro. Lo mató la policía un día que se escapaba con un televisor y un dvd robados. Le gritaron: ¡ALTO!, pero no escuchó. No lo comentaron ni en las radios pedorras de acá. Se le había roto el suyo y quería verte, cueste lo que cueste, decía. Eras su ídolo. Igual, como dice la Su: el que roba tiene que morir. ¿O el que mata? Bueno, no se, alguien siempre muere de todas maneras.

Bueno Marce, no queremos distraerte más con cosas sin importancia. Sabemos que pronto contaremos con tu vecindad, ya que si bien es una comunidad humilde, se aleja mucho del infierno de vivir en un country encerrado y al acecho de una turba de mal vivientes esperando arrebatarte la vida.

Un afectuoso saludo, te esperamos

Vecinos de El Chorizo

PD: Acá comemos panchos, pero con Tuya (Cola). La vida vale mucho menos

Disponible en:

http://elcani.blogspot.com/2009/03/carta-marcelo-hugo-tinelli.html
Escrito por: rafael-szir el 17 Mar 2009 -

DEROGAR LA LEY FINANCIERA DE LA DICTADURA


ENTREVISTA A CARLOS HELLER
“Es fundamental derogar la ley financiera de la dictadura”
Por Juan Salinas
El presidente del Partido Solidario sostiene que "si la derecha gana en 2011, se interrumpe la integración continental" y denuncia que "la oposición pretende dejar al Gobierno afectado en su capacidad de implementar los cambios que hacen falta". Ahuyentando algunos fantasmas que espantan al progresismo, afirma: "si Kirchner no hubiera asumido la presidencia del PJ, todos los escenarios posibles serían peores.”
“Derogar la Ley Martínez de Hoz es tan imprescindible como reemplazar la Ley de Radiodifusión de la dictadura, y así se lo dije a la Presidente durante una conversación que mantuvimos en Cuba”, expresó el presidente del Partido Solidario (Psol) y del Banco Credicoop.
El Partido Solidario prevé tener personería jurídica nacional para mediados de año y participar activamente en las elecciones nacionales de octubre a lo largo y ancho de la geografía nacional. En la Capital Federal integra la coalición Diálogo por Buenos Aires junto con las fuerzas encabezadas por Aníbal Ibarra y Miguel Bonasso, coalición que se encuentra en crisis a causa de las distintas posiciones que los tres tienen frente al Gobierno nacional, del que Ibarra se distanció al estallar la crisis contra la Mesa de Enlace gauchócrata y Bonasso poco después. En cambio, Heller, un veterano dirigente cooperativista, mantiene firme su apoyo al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
“Yo no cambié de posición. Mantengo la que adoptamos al fundar Diálogo por Buenos Aires, esto es la de autonomía no confrontativa con el Gobierno nacional, posición en la que me siento muy cómodo ya que me permite apoyar al Gobierno y al mismo tiempo criticar todo lo que nos parece criticable”, explicó.
Para Heller, lo principal es “no perder de vista cuál es el enemigo principal, la nueva derecha en formación que cuenta con importantes apoyaturas en los sectores medios y con dispositivos mediáticos fenomenales”.
"Si la derecha gana en 2011, se interrumpe la integración continental"
“A nuestro juicio –estimó– es imprescindible consolidar el proceso de integración continental en general, y la UNASUR en particular”.
Dicho proceso, recordó, tuvo en los últimos años “cuatro hitos en los que Argentina fue protagonista: el rechazo al ALCA en Mar del Plata; el conflicto suscitado por la invasión de tropas colombianas a Ecuador; la convocatoria a la Unasur en respaldo al gobierno de Bolivia luego de la masacre de Pando, y la incorporación de Cuba al Grupo Río”.
“La consolidación de este proceso nos parece imprescindible en un mundo forzosamente globalizado. Eso es lo principal, lo que no quita que en otros temas tengamos visiones críticas. Pero si cualquiera de los referentes de la nueva derecha ganara las elecciones presidenciales de 2011, el proceso de integración continental se interrumpiría. Es muy fácil de prever: ya todos sus referentes se la pasan diciendo que Argentina tiene que tomar distancia de Venezuela, Bolivia y Ecuador. Para ellos, éste es el eje del mal”, dijo, con una amplia sonrisa.
"La oposición pretende dejar al Gobierno afectado en su capacidad de gobernar"
A diferencia de Horacio González, Heller no cree que los dos grandes bloques en los que está dividida la oposición tiendan a fusionarse.
“En política 2 + 2 no son 4. Hay peronistas de derecha que no se sentirían cómodos con radicales de derecha y viceversa. Lo más probable es que lleguen al 2011 divididos, y que la primera vuelta haga las veces de interna para dirimir cuál de los dos se enfrentará mano a mano con el kirchnerismo y sus aliados”.
Heller dijo estar seguro en cambio de que en el 2011 se enfrentarán “dos grandes bloques, uno de centroderecha y otro de centroizquierda”. Y que para ganar aquellas elecciones, las de este año son decisivas.
“No hay 2011 sin 2009. Porque la oposición pretende dejar al Gobierno sin mayoría parlamentaria, afectado en su capacidad de gobernar, de implementar los cambios que hacen falta. Al garete”.
Heller sostiene que si el Gobierno no encaró hasta ahora cambios tan importantes como el reemplazo de la Ley de Radiodifusión de la dictadura fue porque “a diferencia de lo que sucede en Venezuela, Bolivia y Ecuador, el kirchnerismo nunca tuvo una mayoría clara”.
“Recordemos que Néstor Kirchner asumió con menos del 24 por ciento de los sufragios, y que Cristina recién consiguió en 2005 alrededor del 45 por ciento. Es algo parecido a lo que sucede en Brasil, donde el PT de Lula tuvo necesidad de pactar con partidos de centroderecha para llegar al gobierno. Y aún así, el ingreso de Venezuela al Mercosur está trabado en el Senado”.
"El gobierno de Cristina no está a la derecha del de Kirchner"
El presidente del Psol dijo que de ninguna manera puede decirse que el gobierno de CFK está “a la derecha” del de su marido. “Por el contrario, luego del revés de la resolución 125, acabó con la estafa de las AFJP, reestatizó Aerolíneas Argentinas y está utilizando los fondos del ANSeS de manera contracíclica y a favor de un segmento de financiamiento regulado a tasas fijas y bajas para fines predeterminados”, describió.
“Es decir, en abierta oposición a la reforma financiera de 1977, que dispuso que los bancos podían hacer todo lo que les viene en gana salvo lo que está expresamente prohibido”, agregó.
Heller explicó que recientemente, en ocasión de la visita de CFK a Cuba, tuvo la oportunidad de conversar con ella y le expresó que, al igual que sucede con la Ley de Radiodifusión, derogar aquella ley de la dictadura es imprescindible.
“Baste recordar que cuando la presentó, Martínez de Hoz dijo que era la ley más importante, fundamental, del llamado Proceso de Reorganización Nacional”.
"Si Kirchner no hubiera asumido la presidencia del PJ, todos los escenarios posibles serían peores”
Respecto al alejamiento del Gobierno y del kirchnerismo de organizaciones “transversales” como Libres del Sur después de que Néstor Kirchner asumiera la presidencia del Partido Justicialista, Heller dijo que “hoy se puede verse con claridad que si no hubiera asumido la presidencia del PJ todos los escenarios posibles serían peores”.
Sin embargo, seguidamente se preguntó “si Kirchner conserva la vocación de construir un espacio de centroizquierda amplio y plural o sólo quiere recopilar sellos que lo apoyen. Dicho de otro modo, si habrá o no verdadera participación” y dijo no saber la respuesta.
“En este sentido, me gustaría ver a los que se fueron, exigiéndole a Kirchner que avance en esa construcción en la que él mismo dijo tantas veces que había que avanzar”, concluyó.
Fuente : revista zoom

domingo, 22 de marzo de 2009

NESTOR ARROLLADOR EN PROVINCIA DE BUENOS AIRES



Un sondeo privado da a Kirchner amplia ventaja sobre De Narváez y Stolbizer


En el primero, el titular del PJ obtendría el 42,3 por ciento de los votos, seguido por Francisco de Narváez con 19,8 y Margarita Stolbizer con 15,7 por ciento. En el segundo, encabeza las preferencias con el 43,9 por ciento, seguido por Margarita Stolbizer con 18,1 y por Felipe Solá con el 16,1 por ciento. Gráfico correspondiente al escenario 2 El ex presidente de la Nación y titular del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, registra una amplia ventaja en intención de voto al resto de posibles candidatos a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, según un estudio de la consultora Equis. El sondeo, realizado por la consultora Equis entre el 13 y el 18 de marzo, corresponde a 504 entrevistas personales realizadas entre ciudadanos mayores de 18 años y de diferentes niveles sociales que habitan en la Provincia de Buenos Aires. En el estudio se plantean dos posibles escenarios de postulación de Kirchner en la elección, y en el primero obtiene 42,3% de intención de voto, frente a 19,8% de Francisco De Narváez; 15,7% de Margarita Stolbizer, y 4,5% de Martín Sabbatella; y donde los indecisos suman 8,1% frente a un 4,8% de encuestados que votaría por otro candidato. El segundo escenario, la posible postulación de Kirchner también cosecha una adhesión del 43,9% de los encuestados, frente a 18,1% de Margarita Stolbizer, 16,1% de Felipe Solá, y 4,8% de Sabbatella -mientras que indecisos son 7,2%, y los que votan a otros, 5,3%-. El trabajo también sondea la imagen del gobierno nacional entre los bonaerenses; y allí la imagen positiva es de 43,2%, la regular de 36,4%, y la negativa de 17,3%. En cuanto al gobierno provincial, la imagen positiva es de 39,5%, la regular de 34,3%, y la negativa de 16,6%. Finalmente, la encuesta refleja que el 50,2% de los habitantes bonaerenses está de acuerdo con la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de adelantar las elecciones legislativas nacionales al 28 de junio; mientras que un 32,8% se manifiesta en desacuerdo, y un 10,7% opina que le resulta indiferente.

jueves, 19 de marzo de 2009

LA MODA DE LA PENA DE MUERTE


La “moda” de la pena de muerte, la justicia por mano propia y los linchamientos.

Por Javier Garin (escritor y abogado. Autor del “Manual Popular de Derechos Humanos”. Vicepresidente del Foro Nacional de Derechos Humanos y Acción Humanitaria. Formador de promotores populares de DDHH.)

La conductora televisiva que, afectada por un crimen, proclama que “los que matan deben morir”, pide la pena de muerte y deplora los derechos humanos, no incurre en un simple exabrupto. Reproduce un discurso represivo sistemático, sostenido desde algunos sectores de nuestra sociedad, cuyos ejes son el descreimiento en la ley, el proceso legal presentado como “un escollo”, la nostalgia por las ejecuciones sumarias y la legitimidad de la venganza y la muerte.

La diatriba contra los derechos humanos es de vieja data. Baste recordar al relator de fútbol a sueldo de la Armada que en plena dictadura convocaba a las hinchadas a manifestarse contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos bajo el lema seudo nacionalista “los argentinos somos derechos y humanos”. Ya en democracia, los comisarios de la “maldita policía”, para evitar denuncias por “gatillo fácil”, inventaron el argumento de que los derechos humanos les impedían brindar seguridad a la población.

Tal vez Susana no ignore que, si bien la pena de muerte fue suprimida de nuestra legislación, siempre ha existido la “pena de muerte extralegal”, es decir: las desapariciones forzadas, las ejecuciones clandestinas, el “gatillo fácil” y últimamente los “ajusticiamientos”. ¿A cuál de estas variantes se habrá referido en su reclamo?

La machaca sobre la inseguridad prepara y facilita el terreno para el florecimiento represivo, magnificada mediáticamente con imágenes de cadáveres y con reportajes morbosos a las victimas en estado de shock. Así se instala un clima de terror generalizado, incluso en sectores no afectados por el problema. Al dar una charla en Jujuy, en el 60 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, me encontré con gente espantada por “la inseguridad” –drama casi inexistente en esa tranquila provincia-, reproduciendo la paranoia transmitida por los medios de Buenos Aires.

La legitimación social de las vías de hecho es una consecuencia. Noticieros sensacionalistas muestran a vecinos indignados incendiando casas o intentando linchar a algún presunto criminal. Podría referir decenas de casos en que tomé conocimiento directo o indirecto de venganzas privadas y tentativas de linchamiento, que hoy proliferan, fogoneadas por los profetas mediáticos de la muerte vindicativa. Siempre terminan mal, a veces con el asesinato de un inocente, como el adolescente “ajusticiado” por error hace poco en Misiones, al confundirlo los “justicieros” con el asesino de otro chico.

La insistencia autoritaria impuso clisés: “la inseguridad es el principal problema del país”, “las leyes son blandas”, “los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra”, “ la Justicia no sirve”, “los derechos humanos defienden a los delincuentes”, “el delito no se debe a causas sociales sino a malas leyes”. En conversaciones privadas (no queda bien proclamarlo en los medios) se agrega como corolario: “hay que matarlos a todos”, aludiendo con racismo a “los negros”, “los villeros”, es decir: los pobres, cuya sola cercanía aumenta en el medio pelo la “sensación de inseguridad”.

Algunos fomentan este discurso por motivos electorales: el miedo inclina a la gente a abrazar a cualquier demagogo que les prometa soluciones mágicas. Otros, porque responden al lobby de la mafia policial que ambiciona las manos libres para mantener o recuperar negocios sucios. Otros, porque quieren reivindicar indirectamente la represión ilegal de los años setenta y desacreditar a las organizaciones de derechos humanos.

Parece que la inseguridad no se debiera a factores tales como el déficit en las condiciones económicas, sociales y educativas o la capacidad multiplicadora de delitos del narcotráfico, sino a la maligna intervención de esos “enemigos de la tranquilidad pública” que somos los militantes de derechos humanos. Cuando recorro el país dando cursos de formación, o en los reportajes concedidos a medios locales, nunca falta quien nos acuse de “defender a los delincuentes”. Pacientemente explico que lo que defendemos es el Estado de Derecho, la ley y la Constitución ; que las tan denostadas “garantías” deben respetarse, no por simpatía con los culpables, sino para preservar a los inocentes de una condenación injusta; y que cuando nos oponemos a la tortura, el gatillo fácil, las ejecuciones sumarias y otras barbaries no lo hacemos por solidaridad con los criminales sino para impedir que la sociedad en su conjunto quede sometida a estas prácticas cavernarias y al arbitrio despótico de unos pocos supuestos “justicieros” que terminan siendo los criminales más peligrosos.

Los pregoneros de la mano dura añoran la tortura, método de investigación inhumano y perversamente ineficiente, que permite la impunidad del culpable capaz de resistir al dolor y la condenación del inocente que confiesa para evitar un sufrimiento insoportable. Estar en contra de esta aberración equivale para algunos a “defender a los delincuentes”. ¿Acaso también defendían a los delincuentes los Padres de la Patria –Belgrano, Moreno y San Martín- al introducir los derechos humanos en estas tierras, o la Asamblea del Año XIII al quemar los instrumentos de tortura, o los Constituyentes de 1853 al proscribir los tormentos, la pena de muerte y los azotes, declarando inviolable la defensa en juicio de las personas y sus derechos? Por no respetar estos derechos fue que nuestro país sufrió un oprobioso terrorismo de Estado.

En una charla del Foro Nacional de Derechos Humanos, Laura Bonaparte produjo uno de los mejores argumentos que escuché contra la pena de muerte. Dijo: “Nunca las Madres de Plaza de Mayo pedimos la pena de muerte para los que asesinaron a nuestros hijos. Si alguien tenía motivos para pedir una pena como ésa éramos nosotras. Pero no lo hicimos porque no creemos en la muerte. Creemos en la Justicia. Hubo mucha muerte en Argentina, una cultura de la muerte, que sólo puede ser combatida mediante una contracultura de la vida. Como defensoras de la vida, no estuvimos ni estaremos a favor de la pena de muerte.”

Frente a tanto discurso autoritario con sed de venganza y linchamientos, seria bueno que refresquemos en la memoria el ejemplo de nuestras queridas Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que nunca reclamaron ni practicaron la venganza y sí solamente la Justicia.

domingo, 15 de marzo de 2009

LA VIOLENCIA MEDIATICA-SOJERA




He aqui una clara imagen de la soledad de los responsables de la tristemente célebre Mesa de enlace del complejo Mediático-Sojero.
No pudieron reunir mas de 2000 personas de los cuales muchos eran periodistas de los distintos medios que le prohijaron los mejores párrafos ,donde el diario Crítica se llevó las palmas al título más rastrero y mentiroso de todos .tituló sin pudor alguno "2000 delegados se reunieron en Córdoba".
Pero luego en la reunión política de la ciudad de Leones , donde el diputado Alberto Cantero , realizó una reunión para debatir junto a los productores locales , estos señores autodenominados "el Campo " agredieron de palabra y de hecho a el diputado nacional . Los voceros de esta banda de golpistas mediáticos , rápidamente publicaron grandes titulares donde señalaban que Cantero había sido repudiado y y expulsado del pueblo por un numeroso grupo de "productores", las fotos no muestran más de cuatro o seis personas portando carteles que luego debatieron con el diputado nacional sin aportar demasiada claridad por parte de los defensores del "trabajo".

Sin embargo es muy importante reflexionar sobre estas dos noticias reproducidas por los dueños de los grandes medios de desinformación: por un lado intentan ocultar su creciente desapego de importantes sectores de la clase media que sólo hace muy pocos meses los apoyaban y por otro impulsan un recurso a la violencia naturalizada como "el hartazgo ante la falta de respuestas".
El vocinglerío mediático impulsado por la sra Susana Gimenez, señalando la imperiosa necesidad de matar al que asesina , y aplicar sin más la pena de muerte está directamente relacionado con el impulso a reclamar violentamente contra aquellos representantes del pueblo que según ellos tienen ganado legítimamente el golpe y agresión a tomatazos o huevazos según venga el caso .
Lo que comenzó hace un año atrás como una protesta campestre ha devenido en una estrategia clara de violentar las instituciones de la democracia , claro, que con el edulcorante mediático mediante que hace parecer que estas expresiones son solamente "explosiones" causadas por las acciones del gobierno.
Sino tomamos debida nota de que esto es solamente el emergente de lo que bien podría denominarse la "restauración neoliberal", perderemos de vista el volumen de una vasta y extendida estrategia de las clases dominantes que han resuelto impulsar esta ofensiva que no parará hasta hacer caer al gobierno o debilitarlo de tal modo que responda obedientemente a sus intereses.
La presidenta viene retomando la iniciativa y es muy positivo lo que viene haciendo en ese sentido , pero será necesario que más temprano que tarde ponga en marcha en el parlamento el proyecto de ley que modifique la Ley Federal de Radiodifusión antes que el complejo mediático-sojero-golpista profundice el envenenamiento de las mentes de los argentinos .

miércoles, 11 de marzo de 2009

QUE ME PALPEN DE ARMAS


QUE ME PALPEN DE ARMAS, de Oscar Martínez

Creo en el amor como en la experiencia más maravillosa de la existencia y como generador de toda clase de alegría; y en el amor correspondido como la felicidad misma. Pero no fui educado para él, ni para la felicidad, ni para el placer. Porque fui advertido malamente contra la entrega y el gozoso abandono que supone. Cada día entonces, todavía es una ardua conquista,unatransgresión, una desobediencia debida a mi mismo, una porfía. La laboriosa tarea de desaprender lo aprendido, el desacato a aquel mandato primario y fatal, aquel dictamen según el cual se gana o se pierde, se ama o se es amado, se mata o se muere. La vida por lo tanto, no me ha endurecido.Ese sea tal vez mi mayor logro. Que me palpen de armas. Dejo a un lado, si es que alguna tuve o me queda, toda arma que sirva para volverse temible, para someter, para acumular,para ser poderoso, para triunfar en un mundo de mano armada en el que la felicidad se compra con tarjeta de crédito. No quiero que la lucidez me cueste la alegría ni que la alegría suponga la negación o la ceguera.
Pero no me es fácil. Me cuesta vivir a contratiempo con la sensación de ser testigo de un desatino histórico gigantesco, de un extravío descomunal, tan irracional, absurdo o desolador como la bomba de neutrones. No entiendo al mundo. Me parece, como dice Serrat, que ha caído en manos de unos locos con carnet. Me siento ajeno a la debacle pero en medio de ella. Mi vida es apenas un instante en el océano del tiempo y es como si quisiera que ese instante fuera sereno y hondo en medio de una ensordecedora discoteca o de un holocausto definitivo siempre a punto de estallar. Me desazona la banalización de la vida, el pavoneo de la insensatez, el triunfo de la prepotencia y de la ostentación, la deshumanización salvaje de los poderosos, la aceptación y el elogio del "sálvese quien pueda", la práctica y la prédica del desamor y de la histeria.
Me descorazona la idiotez colectiva, de la idealización de lo superfluo, el asesinato de la inocencia, el descuido suicida de lo poco que merecería nuestro mayor esmero, el desconocimiento, o el olvido de nuestra propia condición. Me conmovió no hace mucho que el cosmólogo Sagan, en un artículo extenso, escrito como desde un punto perdido en el infinito del espacio, desde el cual el mundo se observa como una bolita cachuza, terminara diciéndonos: besen a sus hijos

Escuchemos a esos hombres, sigámoslos, leamos a los poetas, no permitamos que el misterio de la existencia deje de extremecernos cada día, porque es el costo más alto que podemos pagar por nuestra necedad y nuestra omnipotencia.

La vida de un árbol merece nuestra devoción y nuestro mas grande regocijo, al amparo gozoso de su sombra, acariciados por la tibieza de la luz del sol y arrumbados por el sonido mágico e irrepetible de su follaje mecido por la mano invisible del viento, estaremos a salvo de la alienación y de la orfandad, siempre y cuando seamos capaces de apreciar esa gloria, mientras nos sea posible, y de reconocer en ella nuestra mayor riqueza. Que la muerte no nos hiera en vida, que la ferocidad no nos pueda el alma,que nada troque nuestra dicha de estar despiertos, que una caricia nosatraviese como una flecha jubilosa y radiante. Besemos a los que amamos,amémonos.

lunes, 9 de marzo de 2009

ESTILO CANADA


Estilo Canadá

El proyecto oficial para crear un ente estatal de comercialización abrió el debate sobre la necesidad de la intervención del Estado para defender al pequeño productor frente a grupos concentrados. Conocer la experiencia canadiense evita los análisis distorsionados de agentes locales del agronegocio. El Canadian Wheat Board es una organización que comercializa granos en representación de unos 75.000 productores de trigo y cebada. Permite a los agricultores maximizar retornos frente a la poderosa industria granaria. Cash entrevistó a una de las directoras del CWB.

Por Federico Bernal
Desde su creación por el gobierno federal de Canadá en 1935, el Canadian Wheat Board (CWB) monopoliza la comercialización, el almacenado, el transporte (fronteras adentro), la fijación de precios y el abastecimiento interno de la producción de trigo y cebada de las provincias occidentales de Canadá. El CWB es el mayor comercializador de trigo y cebada del mundo y el principal exportador de trigo del país, convirtiendo a Canadá en el segundo exportador de trigo y harina de trigo a nivel mundial, con el 13,7 por ciento (la Argentina se ubica en la cuarta posición, con el 8,8). El proyecto oficial para crear un ente estatal de comercialización, que ahora habría ingresado en un compás de espera luego del acuerdo con la Mesa de Enlace, abrió el debate sobre la necesidad de la intervención del Estado para defender al pequeño productor frente a grupos concentrados. Para entender la experiencia canadiense, para evitar análisis distorsionados de agentes locales del agronegocio y para conocer los aspectos fundamentales del Canadian Whet Board, Cash entrevistó a una de sus directoras, Maureen Fitzhenry.

¿Qué es el Canadian Wheat Board (CWB) y cuáles son sus objetivos primarios?

–El CWB es una organización que agrupa a los agricultores del oeste de Canadá para la comercialización de trigo y cebada, tanto para el mercado doméstico como para la exportación. Posee una mesa directiva de 15 miembros, de los cuales 10 son elegidos por los agricultores y 5 (incluyendo el presidente y el director ejecutivo del CWB) por el gobierno federal. Su misión consiste en maximizar las utilidades de los agricultores derivadas de las ventas de granos. En 2008, nuestra planta de empleados fue de 455 personas, cinco menos que en el 2007.

¿Por qué se basa en un modelo cooperativo?

–Porque el CWB nació como consecuencia del movimiento cooperativo de agricultores de las denominadas praderas (prairies) durante la década de 1930. Hoy en día, el modelo cooperativo es especialmente valioso para los agricultores porque les permite competir con una numerosa y creciente cantidad de competidores multinacionales como son las grandes cerealeras. El vender cooperativamente permite a los agricultores catapultar su fuerza combinada para maximizar retornos a la vez que tener una poderosa voz en la industria granaria. Las utilidades para la cosecha correspondientes a la campaña 2007/08 fueron record: unos 7200 millones de dólares repartidos entre los miembros de la CWB, un incremento de 57 por ciento en relación con la campaña anterior. Nuestros costos, incluyendo unos 75 millones correspondientes a gastos administrativos, provinieron de actividades relacionadas con la comercialización de granos. La diferencia entre las ganancias y los costos es volcada íntegramente a los agricultores.

¿Qué cantidad de agricultores y de cooperativas son representadas por el CWB sobre el total de la población agrícola dedicada al trigo y a la cebada? ¿Cuál es la extensión promedio de las propiedades agrícolas dentro de esas regiones?

–El CWB comercializa granos en representación de unos 75.000 productores de trigo y cebada de las provincias de Manitoba, Saskatchewan, Alberta y el distrito Peace River, de la provincia de la Columbia Británica. Los agricultores de estas regiones deben vender su producción a la CWB, salvo que se destine al consumo animal o a los biocombustibles. Podríamos decir que un productor típico posee un campo que ronda el orden de las 700 hectáreas.

¿Cómo participa el CWB en los volúmenes de venta y las ganancias tanto en el mercado interno como en la exportación total de trigo y cebada? ¿Cómo ven a Cargill, Agricore y otras grandes corporaciones privadas?

–Las principales competidoras del CWB son Cargill, ADM, Bunge, Louis Dreyfus y el Australian Wheat Board, todas basadas en trigo y cebada no provenientes del oeste canadiense. En trigo, la producción del CWB para el 2007/08 fue de 18,4 millones de toneladas y en 2008 de 25,5 millones. Estas producciones equivalieron a 91,7 y 89,1 por ciento sobre el total nacional, respectivamente. Para la campaña 2007/08, cerca del 90 por ciento de las exportaciones totales de trigo del país obedecieron a la CWB. Nuestra participación en el mercado local es del 14 por ciento para el trigo (de 50 a 60 por ciento para el trigo duro) y de 25 a 30 por ciento para la cebada. Según nuestro informe anual de 2006/07, el mercado mundial de trigo se repartió de la siguiente manera: Cargill, 75.000 millones de dólares de facturación; ADM, 38.000; Bunge, 28.000; L. Dreyfus, 20.000; Conagra, 10.000; AWB, 5500 y CWB, 4500. A fines de 2008 las proporciones no habían cambiado significativamente.

¿Cuál es el principal mercado comprador de la CWB y a cuántos países exportó trigo en 2007/08?

–Nuestro principal y fundamental comprador es el mercado doméstico, con 2,2 millones de toneladas. Exportamos a 32 países por un total de 14,1 millones de toneladas. Entre los principales compradores de nuestro trigo se ubican Indonesia, Japón, Estados Unidos, Sri Lanka, México, Irak, Brasil y Venezuela.

¿Qué significa el “pago inicial”, el “pago ajustado o adaptado” y el price pooling?

–El CWB provee a los agricultores con un “pago inicial” al momento de la entrega, que equivale al 60-70 por ciento del retorno final que pronosticamos recibirán los productores por la venta de sus granos. Conforme las ventas avanzan y la certidumbre en relación con las utilidades o con los retornos verdaderos crecen, el CWB abona el “pago adaptado” de tal manera de recargar lo que hasta entonces no se había computado. Así hasta llegar al “pago final”, el cual se efectúa una vez finalizados los balances de las ventas en un determinado año. Este mecanismo protege a los productores en el sentido de que no tienen que esperar a la realización de la venta para recibir su pago. En caso de que el retorno final sea menor a los pagos iniciales, el gobierno interviene compensando esa brecha de tal manera que los productores no vayan a pérdida. Pero este tipo de déficit ocurrió cuatro veces en la historia de la comercialización de trigo bajo un modelo de pool.

¿Se refiere al sistema de pool de precios o price pooling?

–Sí. A través de este sistema, los agricultores del occidente canadiense reciben el promedio de todas las ventas realizadas a todos los mercados durante todo el año, obviamente en función del grado y la clase de su grano. Pero ésta no es la única manera a través de la cual se paga a los productores, sino que pueden elegir entre varios tipos de programas de pagos. Uno de ellos, el Programa de Pago Temprano, les abona hasta el 100 por ciento de la predicción al momento de la entrega de la producción.

Contemplando la actual crisis internacional, ¿cuáles son las medidas que el CWB y el gobierno están tomando en materia de protección de precios?

–La estructura tipo pool para la fijación de precios, ventas y pagos del CWB a sus productores fue pensado y es efectivo tanto para coyunturas favorables como desfavorables, puesto que devuelve a sus integrantes el precio promedio anual tomando como referencia todos los mercados. Este es un factor sumamente valioso a la hora de enfrentar la volatilidad de los mercados. De todas maneras, recientemente hemos tomado algunos pasos tendientes a revisar y ponderar una serie de procedimientos de control de riesgos utilizados en nuestros programas especiales de fijación de precios.

¿Existe alguna diferencia en la política sectorial con otras entidades nacionales afines?

–Por ejemplo, el CWB y la Federación Canadiense de Agricultura (FCA) trabajan codo a codo en objetivos mutuos que no son otros que la defensa de los productores. La política de base está destinada a proteger y fomentar el derecho de todo agricultor a comercializar ordenadamente su producción con el fin último de maximizar sus ganancias, protegiéndolo contra la poderosa competencia privada.

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

MODELO CANADA


Estilo Canadá

El proyecto oficial para crear un ente estatal de comercialización abrió el debate sobre la necesidad de la intervención del Estado para defender al pequeño productor frente a grupos concentrados. Conocer la experiencia canadiense evita los análisis distorsionados de agentes locales del agronegocio. El Canadian Wheat Board es una organización que comercializa granos en representación de unos 75.000 productores de trigo y cebada. Permite a los agricultores maximizar retornos frente a la poderosa industria granaria. Cash entrevistó a una de las directoras del CWB.

Por Federico Bernal

Desde su creación por el gobierno federal de Canadá en 1935, el Canadian Wheat Board (CWB) monopoliza la comercialización, el almacenado, el transporte (fronteras adentro), la fijación de precios y el abastecimiento interno de la producción de trigo y cebada de las provincias occidentales de Canadá. El CWB es el mayor comercializador de trigo y cebada del mundo y el principal exportador de trigo del país, convirtiendo a Canadá en el segundo exportador de trigo y harina de trigo a nivel mundial, con el 13,7 por ciento (la Argentina se ubica en la cuarta posición, con el 8,8). El proyecto oficial para crear un ente estatal de comercialización, que ahora habría ingresado en un compás de espera luego del acuerdo con la Mesa de Enlace, abrió el debate sobre la necesidad de la intervención del Estado para defender al pequeño productor frente a grupos concentrados. Para entender la experiencia canadiense, para evitar análisis distorsionados de agentes locales del agronegocio y para conocer los aspectos fundamentales del Canadian Whet Board, Cash entrevistó a una de sus directoras, Maureen Fitzhenry.

¿Qué es el Canadian Wheat Board (CWB) y cuáles son sus objetivos primarios?

–El CWB es una organización que agrupa a los agricultores del oeste de Canadá para la comercialización de trigo y cebada, tanto para el mercado doméstico como para la exportación. Posee una mesa directiva de 15 miembros, de los cuales 10 son elegidos por los agricultores y 5 (incluyendo el presidente y el director ejecutivo del CWB) por el gobierno federal. Su misión consiste en maximizar las utilidades de los agricultores derivadas de las ventas de granos. En 2008, nuestra planta de empleados fue de 455 personas, cinco menos que en el 2007.

¿Por qué se basa en un modelo cooperativo?

–Porque el CWB nació como consecuencia del movimiento cooperativo de agricultores de las denominadas praderas (prairies) durante la década de 1930. Hoy en día, el modelo cooperativo es especialmente valioso para los agricultores porque les permite competir con una numerosa y creciente cantidad de competidores multinacionales como son las grandes cerealeras. El vender cooperativamente permite a los agricultores catapultar su fuerza combinada para maximizar retornos a la vez que tener una poderosa voz en la industria granaria. Las utilidades para la cosecha correspondientes a la campaña 2007/08 fueron record: unos 7200 millones de dólares repartidos entre los miembros de la CWB, un incremento de 57 por ciento en relación con la campaña anterior. Nuestros costos, incluyendo unos 75 millones correspondientes a gastos administrativos, provinieron de actividades relacionadas con la comercialización de granos. La diferencia entre las ganancias y los costos es volcada íntegramente a los agricultores.

¿Qué cantidad de agricultores y de cooperativas son representadas por el CWB sobre el total de la población agrícola dedicada al trigo y a la cebada? ¿Cuál es la extensión promedio de las propiedades agrícolas dentro de esas regiones?

–El CWB comercializa granos en representación de unos 75.000 productores de trigo y cebada de las provincias de Manitoba, Saskatchewan, Alberta y el distrito Peace River, de la provincia de la Columbia Británica. Los agricultores de estas regiones deben vender su producción a la CWB, salvo que se destine al consumo animal o a los biocombustibles. Podríamos decir que un productor típico posee un campo que ronda el orden de las 700 hectáreas.

¿Cómo participa el CWB en los volúmenes de venta y las ganancias tanto en el mercado interno como en la exportación total de trigo y cebada? ¿Cómo ven a Cargill, Agricore y otras grandes corporaciones privadas?

–Las principales competidoras del CWB son Cargill, ADM, Bunge, Louis Dreyfus y el Australian Wheat Board, todas basadas en trigo y cebada no provenientes del oeste canadiense. En trigo, la producción del CWB para el 2007/08 fue de 18,4 millones de toneladas y en 2008 de 25,5 millones. Estas producciones equivalieron a 91,7 y 89,1 por ciento sobre el total nacional, respectivamente. Para la campaña 2007/08, cerca del 90 por ciento de las exportaciones totales de trigo del país obedecieron a la CWB. Nuestra participación en el mercado local es del 14 por ciento para el trigo (de 50 a 60 por ciento para el trigo duro) y de 25 a 30 por ciento para la cebada. Según nuestro informe anual de 2006/07, el mercado mundial de trigo se repartió de la siguiente manera: Cargill, 75.000 millones de dólares de facturación; ADM, 38.000; Bunge, 28.000; L. Dreyfus, 20.000; Conagra, 10.000; AWB, 5500 y CWB, 4500. A fines de 2008 las proporciones no habían cambiado significativamente.

¿Cuál es el principal mercado comprador de la CWB y a cuántos países exportó trigo en 2007/08?

–Nuestro principal y fundamental comprador es el mercado doméstico, con 2,2 millones de toneladas. Exportamos a 32 países por un total de 14,1 millones de toneladas. Entre los principales compradores de nuestro trigo se ubican Indonesia, Japón, Estados Unidos, Sri Lanka, México, Irak, Brasil y Venezuela.

¿Qué significa el “pago inicial”, el “pago ajustado o adaptado” y el price pooling?

–El CWB provee a los agricultores con un “pago inicial” al momento de la entrega, que equivale al 60-70 por ciento del retorno final que pronosticamos recibirán los productores por la venta de sus granos. Conforme las ventas avanzan y la certidumbre en relación con las utilidades o con los retornos verdaderos crecen, el CWB abona el “pago adaptado” de tal manera de recargar lo que hasta entonces no se había computado. Así hasta llegar al “pago final”, el cual se efectúa una vez finalizados los balances de las ventas en un determinado año. Este mecanismo protege a los productores en el sentido de que no tienen que esperar a la realización de la venta para recibir su pago. En caso de que el retorno final sea menor a los pagos iniciales, el gobierno interviene compensando esa brecha de tal manera que los productores no vayan a pérdida. Pero este tipo de déficit ocurrió cuatro veces en la historia de la comercialización de trigo bajo un modelo de pool.

¿Se refiere al sistema de pool de precios o price pooling?

–Sí. A través de este sistema, los agricultores del occidente canadiense reciben el promedio de todas las ventas realizadas a todos los mercados durante todo el año, obviamente en función del grado y la clase de su grano. Pero ésta no es la única manera a través de la cual se paga a los productores, sino que pueden elegir entre varios tipos de programas de pagos. Uno de ellos, el Programa de Pago Temprano, les abona hasta el 100 por ciento de la predicción al momento de la entrega de la producción.

Contemplando la actual crisis internacional, ¿cuáles son las medidas que el CWB y el gobierno están tomando en materia de protección de precios?

–La estructura tipo pool para la fijación de precios, ventas y pagos del CWB a sus productores fue pensado y es efectivo tanto para coyunturas favorables como desfavorables, puesto que devuelve a sus integrantes el precio promedio anual tomando como referencia todos los mercados. Este es un factor sumamente valioso a la hora de enfrentar la volatilidad de los mercados. De todas maneras, recientemente hemos tomado algunos pasos tendientes a revisar y ponderar una serie de procedimientos de control de riesgos utilizados en nuestros programas especiales de fijación de precios.

¿Existe alguna diferencia en la política sectorial con otras entidades nacionales afines?

–Por ejemplo, el CWB y la Federación Canadiense de Agricultura (FCA) trabajan codo a codo en objetivos mutuos que no son otros que la defensa de los productores. La política de base está destinada a proteger y fomentar el derecho de todo agricultor a comercializar ordenadamente su producción con el fin último de maximizar sus ganancias, protegiéndolo contra la poderosa competencia privada.

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

martes, 3 de marzo de 2009

Desenlaces de la Mesa de Enlace


Desenlaces de la Mesa de Enlace

El objetivo de las cámaras patronales del sector agropecuario es obtener beneficios para los grandes productores que concentran la renta sojera. El papel de la Federación Agraria como socia de la Rural.

Por Jose Luis Livolti *

A pesar de haber intentado aprovechar la natural concurrencia de los productores de la zona a la tradicional fiesta Nacional del Trigo en Leones, provincia de Córdoba, lejos de satisfacer las expectativas de los enlazados que esperaban 10.000 personas, la concurrencia gauchesca Fashion no llegó a 1500 personas.

Habiendo atravesado la zancadilla, tendida por el gobierno nacional, sobre la confidencialidad o no de los encuentros de Julio De Vido con el megatambero Hugo Luis Biolcati Magnasco, la Mesa de Enlace trató de sortear el mal momento, cuestión que estuvo lejos de ser lograda. Hasta el Gaucho Entrerriano se hizo el sota y cuando vio el fracaso que se avecinaba se borró y no asistió al acto. Lo que sucede es que para él menos de 5000 ya no sirven.

El argumento esgrimido de los intentos divisionistas del Gobierno, contra la tan vapuleada unidad, también se empiezan a desvanecer. Se agotan por la insistencia, como fin en sí misma, o con fines opuestos a la lucha por solucionar los verdaderos problemas de los pequeños agricultores, campesinos, agricultores familiares. A estos últimos la Federación Agraria Argentina se refiere en su último comunicado, donde banca la unidad de los enlazados, reconociendo como que uno de los errores de la mesa es no defenderlos –pavada de error–, además dice que la Mesa de Enlace es una realidad, nos guste o no y sea políticamente correcta o no. Esto y decir que todos los trenes les caen bien es lo mismo, lo que es una elemental y burda justificación a la hora de argumentar posicionamientos políticos patéticos. Lo mismo que el otro argumento de que hay que hacer la voluntad de la mayoría de las bases o si no no se pueden dirigir: ¡vaya capacidad de conducción!

Volviendo sobre el tema de la unidad, los “muchachos” de la FAA deberían replantearse algunas preguntas claves: ¿la unidad con quiénes? y ¿para qué?

Apelar al argumento de lo noble y bueno que es unirse implica decir con qué fin, y esta unidad tan machaconamente repetida tiene más bien objetivos de obtener beneficios para los grandes concentradores de la renta sojera, dado que la consigna central es la eliminación de las retenciones. Así lo expresó en Leones el presidente de FAA, Eduardo Buzzi, al decir que “nos unimos porque nos estaban confiscando”. Si al intento del Gobierno de regular de alguna manera, aún insuficiente, el mercado granario, se le opuso tamaña reacción, ¿qué harían los enlazados si se estuviera discutiendo un ordenamiento territorial distinto para evitar, los Tartagales? Y ni qué hablar si se debatiera en el Congreso Nacional una ley de reforma agraria. Estos sí serían motivos suficientes para requerir la más amplia “unidad de los sectores populares” de las ciudades y el campo en pos de tributar a un proceso de liberación nacional y social, en el que se pueda lograr la verdadera distribución de la riqueza, único camino para evitar los coletazos de la crisis mundial.

* Coordinador del Movimiento Campesino Liberación, corriente interna de la Federación Agraria Argentina.

lunes, 2 de marzo de 2009

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE APERTURA DEL 127º PERÍODO ORDINARIO DE SESIONES

Honorable Asamblea Legislativa: vengo a dar cumplimiento una vez más, a la obligación que me impone como Presidenta de la Nación, el artículo 99, inciso 8º, de nuestra Carta Magna, en cuanto a presidir la apertura de las sesiones ordinarias de este Parlamento y, al mismo tiempo, dar cuenta de la gestión del Estado de la Nación.

Debo reconocer que, tal vez, sea la primera Presidenta en tantas décadas que viene a dar este mensaje ante nuestras Cámaras, en una situación inédita en materia internacional.

Todos los hombres que me precedieron en el ejercicio de este cargo, vinieron muchas veces a hacer su primer mensaje o los que les correspondieran luego, en marco de graves crisis, pero en la mayoría de los casos eran crisis provocadas en nuestro propio país o, tal vez, los coletazos de alguna crisis muy focalizada o localizada que generaba impactos en la economía de nuestro país.

Hoy estamos ante una situación -reitero- absolutamente inédita. Todos, absolutamente todos coinciden que es similar a la de 1930. Otros la comparan con la caída del Muro de Berlín, pero la diferencia con la caída del Muro de Berlín, es que en aquella oportunidad se les había caído a los que estaban del otro lado. Ahora los muros se nos han derribado a nosotros.

Tal vez tenga que ver esto con esta situación, porque la historia siempre tiene concausalidades, que aquel derrumbe del Muro de Berlín hizo caer a algunos en los mismos fundamentalismos en que habían caído quienes habían construido esos muros, los mismos, aquellos que presuponían que el Estado todo lo podía resolver y que poco tenía que ver lo que quería cada ciudadano o cada ciudadana, y luego este otro modelo que se impuso en lo que podemos denominar "fundamentalismo de mercado" en el cual el Estado debía desaparecer, el mercado era el correcto asignador de recursos, la política casi una tarea de administrar lo que se tenía y fundamentalmente más que compromiso de transformación, resignación y acomodamiento de lo que se tenía.

Los paradigmas han caído y vemos todos los días noticias que agobian, caídas de bancos, despidos masivos, fábricas quebradas, parece que nada pudiera tener fin en este vacío sin fin. Y lo que es más importante, los que toda la vida pronosticaron lo que iba a pasar sobre nosotros, sobre ellos, sobre el mundo y sobre la historia, no aciertan en ninguna de las medidas, en ninguno de los diagnósticos. Tengo también mis serias dudas que quienes fueron los causantes de esta crisis puedan tener la capacidad intelectual de formular alternativas y soluciones diferentes. No por malos, sino simplemente por estructuras mentales muy consolidadas por mucho tiempo de pensamiento único rechazando toda otra alternativa, lo cual nos obliga a todos nosotros a ejercitar una fuerza diferente en cuanto a encontrar alternativas a un mundo que se ha derrumbado.

Vamos a ir al G-20 llevando las propuestas que venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo, pero sinceramente creo que lo económico y lo financiero es solamente la punta del iceberg. Creo que hay un modelo en crisis que tiene que ver también con una forma de relacionarse en el mundo basado en la subordinación y no en la cooperación, basado, fundamentalmente, en que las reglas sólo existen y deben ser cumplidas por los países débiles o emergentes, y tal vez los que integran un selecto grupo que hasta ahora ha dirigido las economías, las finanzas y la política del mundo no deben atenerse a esas reglas. Por eso, pienso, sostengo y creo que no solamente el problema es económico o financiero.

Al G-20 vamos a ir con lo que venimos sosteniendo desde el año 2003 en todos los foros internacionales, pero que ya no se agota en la mera formulación de los organismos multilaterales de crédito o en la propia organización política que es Naciones Unidas, va a requerir la reformulación total del pacto de Bretton Woods, pero al mismo tiempo también, un acuerdo en materia de políticas macroeconómicas globales que tengan y tiendan a levantar y sostener la demanda global. Porque vemos que, con el solo fondeo de bancos que se caen, no alcanza; el grave problema es que se ha quebrado la confianza y muchas sociedades están al borde de su capacidad de endeudamiento, la han superado, con lo cual uno de los problemas fundamentales del mundo, es lograr reactivar la demanda global, única manera de reactivar la economía, además también de lograr fuentes de financiamiento.

Se va a tener que tener, entonces, una noción de cooperación y no de subordinación en la formulación de políticas en este sentido. También deberán ser reformulados los organismos multilaterales de crédito que ya deberán cambiar totalmente lo que ha sido el ejercicio hasta ahora y que ha sido siempre someter a condicionalidades que tenían que ver con ajustes a las economías emergentes.

Estos organismos multilaterales, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional deberán convertirse en instrumentos de financiamiento sin condicionalidades, fundamentalmente las economías emergentes que han sido las responsables de las tres cuartas partes del crecimiento de la economía mundial en los últimos 10 años en planes de infraestructura que complementen además, los requerimientos de la demanda global.

Por otra parte, también deberá regularse definitivamente a nivel global, el sistema financiero, el movimiento de capitales para que no se produzca la paradoja que tenemos hoy donde precisamente desde los países emergentes que no han provocado la crisis, emergen y se trasladan hacia los países centrales los capitales.

También llevaremos como propuesta a ese G-20 la supresión de los paraísos fiscales. (APLAUSOS) Se calcula que más del 40 por ciento de los capitales del mundo, están precisamente fondeados en los paraísos fiscales.

Será necesario, entonces, encontrar un modo de cooperación y un modo de funcionamiento global sustancialmente diferente, porque esto trae aparejado también dos análisis o dos conclusiones que no podemos soslayar. La primera, que el acuerdo debe ser global y, la segunda, que va a ser imposible la salida de modelos nacionales si realmente la crisis se prolonga en el tiempo porque terminará impactando indefectiblemente en todos los países a escala planetaria. Esto es una realidad incuestionable y esto es lo que tiene de nuevo e inédito esta crisis: que emergiendo de los países centrales impacta en todas aquellas economías que venían sosteniendo el crecimiento mundial y, al mismo tiempo, no da respuestas hacia afuera ni hacia adentro de sus propias economías.

¿Cómo los encuentra a los argentinos esta crisis sin precedentes a escala global? Esta crisis nos encuentra en nuestro sexto año -me refiero al año 2008, mi primer año de gestión- de crecimiento consecutivo completando el ciclo de crecimiento económico más importante de nuestros 200 años como Nación (APLAUSOS): del 66 por ciento del crecimiento de la economía, 47 puntos se los debemos esencialmente al mercado interno. Un modelo de acumulación que tuvo en el mercado interno, en la exportación y en la inclusión social, generación de trabajo, producción y economía real, los ejes fundamentales. Esta es una de las características de la Argentina frente a esta economía global que se convirtió en una economía de dinero electrónico de carácter absolutamente financiero que nos hace recordar mucho al derrumbe del año 2001 en nuestro país cuando se había construido una pirámide, tal vez no financiera pero sí en torno a la convertibilidad que finalmente provocó el desplome de nuestra economía, de nuestra sociedad y de nuestras instituciones.

Nos encuentra además, a diferencia de lo que sucede en el mundo financiero global, con un sistema financiero que ha duplicado su capital en los últimos 5 años que además, ha pasado de tener al Estado como deudor o como acreedor neto en base a que sostenemos con nuestros depósitos, parte importante también de ese sistema; sistema que además solamente tiene un 12 por ciento de sus depósitos en dólares, que además solamente puede prestar, de acuerdo a regulaciones internas, a sectores que también reciben ingresos únicamente en dólares.

Encuentra además a esa sociedad y a ese sistema financiero, con un nivel de endeudamiento que no supera el 20 por ciento frente a economías como la estadounidense, por ejemplo, donde el endeudamiento de sus sociedades es superior al ciento por ciento de su Producto Bruto Interno.

Se encuentra también con un posicionamiento en torno a la redistribución del ingreso más importante que el que teníamos inclusive a fines del año 2007. En el año 2007 la participación de los trabajadores en el PBI había llegado al 42.9; finalizamos el año 2008 con una participación de los trabajadores en el PBI del 43.6, la serie más alta desde el año 2003 a la fecha donde partimos de un 34 por ciento de los trabajadores en la participación del PBI.

Esto se debe, esencialmente, al modelo de acumulación que también impactó midiendo el último trimestre en materia de desocupación el 7.3, alcanzando también la serie más baja de aquellos 25 puntos de desocupación del año 2003.

¿A qué se deben esencialmente estos resultados que también podemos adosar a lo que fue el resultado de la exportación en el año 2008 donde batimos récord en materia de exportación llegando a 70.124 millones de dólares sobre los 55.880 millones de dólares del año 2007, un superávit que significó el 4.6 de nuestro PBI, el más alto nivel de exportaciones y el superávit comercial más importante de la Argentina en toda su historia? Tiene que ver esto, absolutamente, con el modelo que veníamos desarrollando y del que bueno es decirlo, desde las usinas centrales que se cayeron en los grandes centros de poder venían anunciando reiteradamente desde el año 2003 en adelante, que indefectiblemente se derrumbaría.

Sin embargo, en este año 2008 que me tocó presidir la suerte de los argentinos, el gobierno de los argentinos, pudimos tener un récord de exportaciones, récord de exportaciones, que también es bueno desentrañarlo, porque tal vez refleja con absoluta claridad, el por qué de la disminución del desempleo, el por qué del aumento de la participación de los trabajadores y del sector asalariado en el PBI: de esos 70.124 millones que exportamos la mayoría fue de manufacturas de origen industrial; 25.000 millones de dólares tuvo el sector, por ejemplo, de exportación de cereales, pero es bueno desentrañar las cifras también; de esos 25.000 millones de dólares de exportación del sector granario, 14.000 corresponden al sector de la agroindustria, es decir, aquella que agrega valor a la materia prima. (APLAUSOS) Y, además, reportó en exportaciones -entre recursos primarios y manufacturas de origen agropecuario- un crecimiento importante respecto del año anterior del orden del 30 por ciento; 19.800 millones de dólares que habían exportado en este rubro en el año 2007 y más de 25.000 millones en el año 2008; en el sector de carnes 1.776 millones de dólares frente a los 1.500 millones aproximadamente del año 2007 y 566 millones en el sector de leche frente a 460 millones de dólares del año 2007.

Como vemos podemos llegar a dos conclusiones: primero, que crecimos en todas nuestras exportaciones y que además lo hicimos fundamentalmente ese crecimiento en torno al sector manufacturero industrial, de origen agropecuario en menor medida y de origen industrial en gran medida. Esto explica la baja en el desempleo y la redistribución del ingreso que se produjo. Todos sabemos que es precisamente el sector donde más valor se agrega, donde podemos redistribuir con mayor justicia el ingreso generando trabajo y crecimiento para la economía. No es propiedad de este Gobierno ni de este partido; simplemente es la comprobación fáctica y científica de que el dinero por sí mismo produce dinero, si no pasa por la circuito de la producción de los bienes y de los servicios, que es el modelo que creemos que debemos seguir sosteniendo. (APLAUSOS)

Creemos que parte importante -diría- total y fundamental de la crisis de lo que se denominaba el "primer mundo", pasó precisamente por creer que el dinero se reproducía a sí mismo, sin necesidad de articular con trabajo y producción, esto es una economía financiera frente a nosotros que, siempre la Argentina ha querido construir en sus mejores períodos históricos cuando ha basado sus políticas y sus gobiernos en la economía real. Esta es una comprobación que nos da nuestra propia experiencia histórica como país. Cada vez que dejamos de lado a la producción, al trabajo, a la generación fundamentalmente de riqueza a través del esfuerzo, es donde caímos en la fantasía de pensar que podíamos vivir sin trabajar o siendo solamente un país de servicios.

Creo que toda esa experiencia, la que hemos tenido nosotros como país, la que hoy podemos confrontar con el mundo, nos dice muy claramente cuál es el rumbo que debemos profundizar y seguir.

También en materia de estructura de financiamiento, hemos tenido en este año 2008 que ha pasado, un mejoramiento de nuestra ratio de deuda. Del 56,1 por ciento que teníamos de ratio de deuda sobre PBI hoy, luego del financiamiento, refinanciamiento que hemos hecho de los PG, estamos en el orden del 49.1 de ratio de deuda sobre PBI. (APLAUSOS)

Se acordarán ustedes que eran los PG, eran los préstamos garantizables que se dieron a partir del famoso megacanje y cuyos vencimientos estaban calzados fundamentalmente desde el año 2009 al 2011. De estos 23.800 millones de pesos de PG elegibles, hemos financiado más de 19.000, el 80,20 por ciento de la deuda exigible que tenía la República Argentina, pero además lo hemos hecho con un ahorro concreto de 2.001 millones de pesos en materia de ese financiamiento, sin pagar además ningún tipo de comisión. (APLAUSOS)

Hemos también mejorado la situación de nuestras provincias. Permítanme, tal vez aquí sí voy a leer porque son cifras en las cuales quiero tener absoluta y milimétrica precisión, sé que hay senadores, es el ámbito de los senadores y de los diputados que defienden y representan los intereses del pueblo y de las provincias. Pero también quiero decirles que el crecimiento de la actividad económica desde el año 2003 en adelante, impactó más que positivamente en todas las cuentas provinciales, no sólo en forma directa a través de la coparticipación y de lo que constituyen las transferencias automáticas del Tesoro Nacional a provincias y que por lo tanto no dependen del humor de esta Presidenta ni de cualquier otro, sino también a partir de que habiendo mejorado la inversión pública en materia de infraestructura, hubo importantes transferencias hacia las provincias.

Si me permiten voy a analizar dos provincias, porque estuve justamente en ellas esta semana que pasó; saben que estuve el día lunes en esa hermosa ciudad que es San Fernando del Valle de Catamarca, provincia de Catamarca y el día jueves estuve en Rosario en compañía del presidente de nuestro Bloque de Diputados y también del Gobernador de la provincia de Santa Fe y del Intendente de Rosario.

Quiero leerles algunas cifras: Catamarca en materia de evolución de coparticipación: en el año 2002, la provincia de Catamarca recibía 249 millones de pesos de coparticipación. Si uno mira todas las series, todas las cifras desde el año 1991 hasta el año 2002, jamás había podido perforar siquiera el techo de los 300 millones de pesos. Ya en el año 2003, la cifra de 249 millones se elevó a 358 millones; el año pasado, 2008, primer año de mi gestión, la cifra de coparticipación de Catamarca en Coparticipación Federal de Impuestos, únicamente era 1.440 millones de aquellos 249 millones que habían sufrido en el año 2002. (APLAUSOS)

Si uno va además a otros recursos de origen nacional que también tienen transferencias automáticas, el subtotal se eleva a 1.826 millones de transferencia automática. Si además se le suman otras transferencias directas y otros gastos de la Administración Nacional, desde la ANSeS, desde planes como el FONIL, como los planes alimentarios, todo lo que constituyen las transferencias más la obra pública por supuesto, llegamos a la cifra de 2.883 millones, a los que podemos sumar también los 181 millones que recibe en concepto de subsidios para la generación eléctrica que, como todos ustedes saben, lo reciben todas las provincias y alcanza a los hogares, a los comercios, al alumbrado público y a la industria. Llegamos así a un total de 2.883 millones en el año 2008 frente a 2.338 que también había sido récord en el año 2007. El Presupuesto para el año 2008 de la provincia de Catamarca, fue de 2.800 millones, menor a la transferencia que, por distintos conceptos, se recibió desde el orden nacional.

Puedo pasar a otra provincia, en este caso la provincia de Santa Fe, la segunda provincia en la cual estuve esta semana. Cuando uno mira los números de Santa Fe, ve que en el año 2002 habían recibido 800 millones en materia de Coparticipación Federal de Impuestos, nunca había perforado Santa Fe el techo de los 1.000 millones. Por primera vez perfora el techo de los 1.000 millones en el año 2003 donde recibe 1.162 millones de pesos, llegando en el año 2008 a 4.673 millones, casi 1.000 millones más durante el año 2008 y durante el año 2007. (APLAUSOS)

Si sumamos, del mismo modo que lo hicimos con la querida provincia de Catamarca, las transferencias automáticas directas más las recibidas por obra pública, estamos en el orden de los 14.166 millones de pesos. El Presupuesto de la provincia de Santa Fe fue para el año 2008 de 11.000 millones de pesos; podemos sumar también los más de 700, casi 800 millones, recibidos en materia de subsidios para la generación de energía eléctrica que abarca a todo el espectro al igual que todo el país.

¿Por qué estas cifras, por qué estos números? Porque es bueno desmitificar y porque es bueno aclarar que cuando el país crece, crecen todos en el país, que no hay salidas personales ni individuales en un país, que un país sólo se reconoce en un proyecto nacional, en un proyecto nacional que podrá estar en un determinado momento de la historia impulsado por un sector político, pero que yo sueño, sinceramente, para convertirnos en un país en serio, que lo que son las bases estructurales del crecimiento, del trabajo, de la redistribución del ingreso sean asumidas como bandera por la mayoría de la dirigencia política argentina para garantizarle este crecimiento a los argentinos. (APLAUSOS)

Porque yo me pregunto y no ceso de preguntarme: ¿qué pasaría si esta crisis a nivel mundial hubiera encontrado a la Argentina en otra situación o, tal vez, con alguna dirigencia política que siempre concibe al ajuste y el no tocar los privilegios de los que más tienen para enfrentarla? ¿Por dónde hubieran ajustado? ¿Quiénes estarían pagando los costos de esta crisis en otro momento?

Creo que la respuesta la tienen todos los argentinos, basta con mirar para atrás lo que vivimos para entender lo que se hubiera hecho tal vez en esa oportunidad. (APLAUSOS)

Sinceramente me enorgullezco de formar parte de un Gobierno que jamás envió a este Parlamento un proyecto de ley que restringiera las garantías o que quitara derechos a los argentinos, que le descontara salarios a jubilados o empleados públicos, jamás, ni tampoco que no hiciera de la memoria, de la verdad y la justicia también los ejes centrales de su gestión. (APLAUSOS)

Quiero también rescatar que en este marco me enorgullezco de formar parte de este proyecto político que cuando uno lee los diarios en este tembladeral que es el mundo y solamente ve que hay despidos, que hay ajustes y que hay crisis, ha podido decirle a sus jubilados una vez más, como lo viene haciendo desde el año 2003, que van a tener un aumento del 11.69 por ciento. (APLAUSOS)

Es difícil encontrar otros ejemplos similares y quiero detenerme en este caso puntual de los jubilados. Allá me aplaude María América del fondo. Quiero detenerme en este punto central que son los jubilados porque siempre han sido una de las variables de ajuste en la República Argentina.

He tenido también el honor de ser la Presidenta que envió a este Parlamento para su tratamiento la Ley de Movilidad de Salarios y Haberes de Pensionados y Jubilados de la República Argentina y también ustedes haber tenido el honor, como Parlamento, sobre todo mirándoles la cara a muchos de ustedes que muchos veces como oficialistas o como opositores han tenido que votar cada cosa, poder votar un aumento para los jubilados, no deja de ser una caricia en el alma. (APLAUSOS)

De esta manera hemos llegado una vez más, a más de 6.118.000 beneficiarios para ser más exactos, de los cuales también tenemos que acordarnos de ese 1.800.000 al que ya llega la moratoria donde hemos incorporado a gente que se había caído de la producción y del trabajo y que luego, al cabo de una vida, por eso o porque tal vez algún patrón inescrupuloso no le había hecho los aportes, carecía del derecho a la jubilación. También le hemos dado a esos argentinos y a esas argentinas el derecho a tener un ingreso. (APLAUSOS)

Quiero decirles también que en este año 2009, tal cual fuera anunciado por la señora Ministro de Asuntos Sociales hace unos días, hemos aumentado en lo que hace desde el año 2003, donde el presupuesto para cuestiones de carácter social, acción social y promoción social, programas que no solamente están en el Ministerio de Asuntos Sociales sino también en el de Trabajo, teníamos un presupuesto en aquel 2003 de 1.700 millones de pesos aproximadamente y este año 2009 vamos a tener más de 10.000 millones de pesos, lo que significa un aumento del 510 por ciento de recursos que asignamos también a los sectores que mayor grado de vulnerabilidad social tienen en la República Argentina. (APLAUSOS)

También tenemos logros en materia educativa. Mañana vamos a inaugurar el ciclo lectivo en la provincia de Salta, en forma simultánea inauguraremos una escuela ahí casi en la frontera con Bolivia, más al norte de Santa Victoria, en Salta, al mismo tiempo el Ministro de Educación estará en la provincia de San Juan inaugurando también varios establecimientos, la señora Ministro de Asuntos Sociales estará en El Impenetrable, Chaco, inaugurando también una escuela allí en el corazón de El Impenetrable, y la Ministro de Defensa, en compañía de la señora Gobernadora de Tierra del Fuego estará en la Antártida reinaugurando la escuela que se incendió y que hemos reconstruido para que a lo largo y a lo ancho del país, para que en el marco del Plan 700 y 1.000 Escuelas, sigamos construyendo capacitación, educación para los argentinos que es el gran eje y protagonista de la movilidad social. (APLAUSOS)

En este marco también, hemos cumplido, tal cual lo marca la Ley de Financiamiento, con fijar el piso de lo que un docente debe ganar como básico, como mínimo en la República Argentina. Ustedes saben que estaba en el orden de los 1.290 pesos y se ha establecido una suma fija de 200 pesos que lleva ese salario mínimo para los docentes a 1.490 pesos. También hemos decidido pagar lo que restaba de la deuda del Fondo de Incentivo Docente, que no se había pagado en el año 2001, y que el anterior gobierno del presidente Kirchner pagó una parte y esta Presidenta va a terminar de pagar la deuda existente con el sector pagando los 3 FONID que se debían del año 2001 en cuotas de 55 pesos que arrancan desde el mes de julio hasta diciembre. (APLAUSOS)

Permítanme en este momento hacer un análisis respecto de todo esto, del tema de la educación, del derecho a la educación. Ustedes saben lo que yo pienso porque lo dije muy claramente aquí la primera vez que vine a hablarles como Presidenta aquel 10 de diciembre del año 2003.

Ustedes saben que creo que las medidas de fuerza perjudican a la educación y a los chicos, pero también, como dirigentes políticos, y esto se lo digo a todos los partidos políticos, tenemos que pensar qué modelo de sociedad queremos y qué es lo que vamos a ofrecer para vivir. Porque es cierto, hay mucha disparidad en los salarios y es cierto que muchas administraciones provinciales tal vez no puedan pagar lo que se demande. Pero lo que no me resulta sensato, lo que no me resulta justo es que mucha dirigencia que sostiene que por allí no puede pagar más, sin embargo a la hora de fijar postura respecto de cómo deben contribuir los que más tienen en una sociedad, sea benevolente con los que más tienen y exija que los maestros vayan con salarios mínimos. Esto es lo que a mí como sociedad no me cierra. (APLAUSOS)

A ver, la mayoría de todos ustedes han sido compañeros y compañeras mías de bancada, como oficialistas o como opositores, pero es justo, es ético, es moral para aquellos que creen que la política y las decisiones de Gobierno también se toman en el plano de la ética y de la moral que, por un lado le digamos a un docente que no le podemos aumentar más, lo cual es rigurosamente cierto, pero al mismo tiempo les digamos a los que tienen mayor capacidad contributiva "no paguen", esto es lo que no me parece justo y esto es lo que tenemos que discutir como sociedad. (APLAUSOS)

Tenemos que tomar definiciones al respecto, porque si no nos pasa lo que le pasó a otra dirigencia, entre la cual hay muchos y buenos amigos míos, que le contaron al país un cuento y que luego fue eso, un cuento que terminó mal.

Pero, ¿saben qué? Escuché decir por ahí que yo era una persona a la que gustaba sacarles a unos para darles a otros; la economía -y todos ustedes lo saben- es, precisamente, administrar con los recursos que se tienen y con la contribución que hay. Siempre en economía, lo que se les asigna a unos, es porque se lo está sacando a otros, porque el único que pudo multiplicar los peces y los panes fue Jesucristo, el resto tiene que tomar decisiones en base a los recursos que se tiene. (APLAUSOS) El resto, mis queridas amigas y amigos, es lo que se dice en las campañas electorales y que luego no se puede cumplimentar cuando se está en la concreta gestión de gobierno.

Si uno mira, entonces, este año concreto de gestión, con números estadísticos muy puntuales de resultados de recaudación, de ingresos, de actividad, de redistribución del ingreso, de exportaciones, de crecimiento de la actividad económica, de mejora de nuestros jubilados y, a propósito, me había olvidado de decirlo -nadie se sienta ofendido por lo que voy a decir- y de comentarles que cuando discutimos la Ley de Movilidad aquí en este ámbito, hubo una fuerte discusión acerca de qué índice aplicar. Me acuerdo que el índice que quería aplicar el oficialismo, o sea nosotros, el Gobierno, le iba a dar mal a los jubilados, el 4 por ciento y, sin embargo, si hubiéramos aplicado el índice que quería la oposición, que yo calculo que lo hacía con las mejores intenciones, no creo que hubieran querido hacerlo con malas intenciones, hubiera sido menor que el que se aplicó. ¿Por qué? Porque esta Presidenta decidió en todo caso cuando me vinieron a consultar en el bloque por las diferencias que había, "apliquemos siempre el más alto" dije. Porque si se hubiera aplicado el RIPTE, los jubilados hubieran cobrado menos.

Primer aprendizaje: no es bueno muchas veces oponerse por oponerse; lo importante es que podamos discutir, razonar y, entonces, no hacer solamente ejercicio político de oposición, sino esencialmente trabajar por los intereses de nuestros representados.

Quiero también decirles que todos estos números, tal cual me lo preguntaba el otro día un periodista en España, para el año 2008, fueron en términos de rentabilidad, inclusive para todas las empresas que cotizan en Bolsa, los dividendos más importantes de los últimos 20 años; las utilidades de los bancos las más importantes de los últimos 15 años; la redistribución del ingreso y de crecimiento a través de convenios, más de 1.500 convenios colectivos de trabajo que se sancionaron, fue un crecimiento global del país.

Creo entonces que este momento en que nos toma la crisis, nos debe dar la necesidad de profundizar aún más el modelo en lo que hace a cuidar el trabajo, la producción y el empleo. Y, en este sentido, hemos lanzado el Plan de Infraestructura más importante que recuerda la historia. No estamos junto a este Plan de Infraestructura y las medidas que tomamos en materia de incentivar el consumo o de dotar de capital de trabajo a las empresas y también incentivar el consumo ante un Plan B. En absoluto, estamos en las medidas contracíclicas para seguir sosteniendo el Plan A porque el que se ha derrumbado es el mundo que sostenía que este modelo estaba equivocado.

Y tan es así que estamos destinando 74 mil millones de pesos a estos menesteres, 7 punto del PBI; 57 mil millones de pesos para un plan de obras públicas de los más ambicioso que se recuerden, esto para ser ejecutado en el corriente año; 6.600 millones para incentivar los préstamos de consumo; otros 6.600 millones para incentivar los préstamos de capital de trabajo y 3.800 millones en lo que son las políticas de ingresos. Todo esto, 7 puntos del PBI, para seguir sosteniendo, como bien lo decía, la generación de la actividad económica y el mantenimiento del trabajo que es lo más importante que tenemos que cuidar los argentinos.

En este marco, creo que ustedes y la calidad institucional en este país, han tenido un protagonismo sin precedentes también en la historia parlamentaria, por lo menos que yo recuerde desde el advenimiento de la democracia a la fecha. No solamente han participado de esa ley de Movilidad Jubilatoria, también han participado de un proceso que significó recuperar para los argentinos su línea de bandera luego de un proceso de deterioro de este servicio público sin precedentes. Hemos logrado acuerdos con todos los gremios y con todos estamentos que conforman nuestra línea de bandera para volver a recuperar el prestigio perdido. (APLAUSOS)

Creo que también ha participado en el tema un instrumento que hemos diseñado y que es la Ley de Repatriación y Exteriorización de Capitales, más allá de cómo haya votado cada uno de ellos. Y permítanme decirles algo respecto de esto que refleja un poco la manera de abordar y tratar los problemas muchas veces que perjudican, no a los intereses de un gobierno, sino fundamentalmente a los intereses de un país.

Sobre esta ley se dijo que el GAFI la iba a observar, que iba a servir para no sé qué cosas, se fueron a hacer denuncias afuera del país no denunciando a un gobierno, sino denunciando a la República Argentina porque, en definitiva, quién había aprobado esta ley, más allá de cómo haya votado cada uno, es el Parlamento de la República Argentina, es uno de los tres pilares del sistema democrático. Sin embargo, porque el resultado no fue el que algunos querían -algunos, no todos, sería injusto que generalizara- hicieron denuncias que luego fueron desestimadas como no podía ser de otra manera en el GAFI.

Pero si se me permite una digresión y para reflejar como muchas veces se plantean las cosas ante la sociedad por parte de algunos medios de difusión. Ayer salió que un informe de los Estados Unidos observaba a la Ley de Repatriación y Exteriorización. La propia embajada de los Estados Unidos salió a desmentir esto y hoy el título es que Estados Unidos analiza si se va a levantar su veto a la Ley de Repatriación y Exteriorización. Esta manipulación de la información realmente le hace mucho mal a la República Argentina y también a todos los ciudadanos que tienen derecho a acceder a una información correcta.

Estados Unidos forma parte del GAFI, lo sabe cualquiera, con lo cual no puede haber habido error en la información. Tal vez, es un horror la información pero es otra cosa.

Pero quiero charlar estas cosas con ustedes, parlamentarios argentinos, oficialistas y opositores, porque es necesario que algunas líneas básicas de comportamiento y de reglas democráticas e institucionales y constitucionales sean observadas por la totalidad de los partidos políticos, porque si alguien denuncia que el Parlamento argentino, no el gobierno, el Parlamento argentino aprueba leyes para narcotraficantes y lavadores de dinero o terroristas, estamos ejerciendo una muy mala calidad institucional. Y este Gobierno que me ha tocado presidir desde el año 2007, ha hecho del tratamiento en el Parlamento y de la consulta al Parlamento sus decisiones más importantes y, tal vez, más trascendentales que marcaron a fuego la gestión durante el año pasado cuando esta Presidenta tomó la decisión de remitir aquí, al Parlamento, en el medio del conflicto con las patronales rurales la Resolución 125, lo hizo precisamente para que el Congreso tomara la decisión y aceptó la decisión que ese Congreso tuvo de rechazar la 125.

Y quiero hacer un ejercicio con ello para que veamos cómo muchas veces priman los intereses partidarios o simplemente especulativos y finalmente, lo que se quería defender en realidad no era lo que se decía, sino tal vez tomar decisiones que descolocaran al Gobierno. (APLAUSOS) Si hoy la Resolución 125 estuviera vigente, las alícuotas de los derechos de exportación serían inferiores a las vigentes. Pero además, los pequeños y medianos productores estarían recibiendo compensaciones, pero además los que estuvieran a más de 400 kilómetros, si mal no recuerdo, de los puertos, estarían recibiendo el subsidio por fletes. Hagan cuentas de cómo estarían.

¿Qué quiero decir con esto? Que muchas veces hay que analizar desde la perspectiva de lo que es la política, pero no la política partidaria, la política en serio que supone la transformación de la realidad y también de los comportamientos de la dirigencia política en la Argentina. No va a haber mayor calidad institucional si además nosotros, como dirigentes, no mejoramos nuestro propio comportamiento a la hora de formar parte de las instituciones y de jugar los roles que cada uno tiene dentro de esas instituciones. (APLAUSOS) Porque tener calidad institucional no significa que los opositores voten o piensen igual que el Gobierno, significa que en aquellas cosas que evidentemente mejoran la situación de lo que se está discutiendo, se apoye y luego, en la elecciones, cada uno de los argentinos pueda elegir quién a su juicio va a defender y representar mejor sus derechos como ciudadanos, como trabajadores, como empresarios, como comerciantes. Pero al momento de decidir, decidir teniendo en cuenta eso, los verdaderos intereses. Cuando alcancemos eso, argentinos, ahí sí habremos alcanzado la verdadera calidad institucional que demandan todos los argentinos piensen cómo piensen y tengan el lugar que tengan.

Yo quiero decirles que, junto a estas medidas que hemos tomado también y que seguiremos tomando absolutamente proactivas para sostener nivel de empleo y actividad económica, también enviaremos al Congreso todos aquellos instrumentos que las épocas y los tiempos exijan. Algunas viejas deudas también de la democracia argentina, como la reforma de la Ley de Radiodifusión, el cambio definitivo de eso, vieja deuda de la democracia. (APLAUSOS) Y también nuevos instrumentos que den cuenta de los nuevos tiempos económicos y políticos que corren en la Argentina y en el mundo donde ya no es necesario que se denoste al Estado, pero es necesario lograr instrumentos nuevos que nos permitan intervenir adecuadamente en la economía para preservar el trabajo y la generación de la actividad económica. (APLAUSOS)

Creo también que todos tenemos que tener una actitud diferente frente a esta crisis inédita a nivel mundial, que no significa seguir a pie juntillas lo que diga quien es el titular del Poder Ejecutivo, pero sí significa -reitero- tener una actitud diferente. Es necesario lograr, frente a los grandes temas de los argentinos, la unidad. Es necesario que juntemos esfuerzos para preservar a la Argentina y a lo que hemos logrado en estos años que, de prolongarse la crisis tal cual como se preanuncia, impactará y convertirá al año 2009 en un año, como alguna persona que conozco dijo, más difícil de los últimos 100 años.

Esto que nos tiene que llevar a Gobierno, a oposición, a sectores económicos, sociales y productivos a saber que es necesario reconocer que en estos años que han pasado, con aciertos y con errores, que los hemos tenido, es imposible no equivocarse, desde una banca parece imposible no equivocarse cuando se es gobierno, hay que estar sentado acá para saber lo que es gobernar un país y la República Argentina, hay que estar sentado acá o sentada, lo cual además, si no solamente estás sentado, sino que además estás sentada, lo que implica también una cuestión de género, es un poquito más difícil todavía y no quiero victimizarme porque no es mi costumbre. (APLAUSOS)

Pero entonces, en esta conceptualización convocar a todos las fuerzas políticas y a todos los sectores para saber que vamos a tener que hacer un gran esfuerzo y que tenemos la experiencia de estos años que hemos vivido.

Creo, sinceramente, sin arrogancia, con mucha humildad, que este proyecto político, estas ideas que hemos levantado, merecen algo de crédito porque hemos tenido resultados muy concretos. Aquellos que defendían lo que decían los de afuera, aquellos que defendían a los que nos criticaban desde consultoras, desde bancos internacionales, que hoy ya no existen y a los que restan nadie les cree, creo que merecemos entonces, no apoyo, pero sí comprensión y, fundamentalmente, cooperación, que es el nuevo verbo que debemos conjugar en el mundo y en la Argentina. Cooperación que significa solidaridad por parte de aquellos que en este proceso económico y en estos años han tenido la suerte de poder acumular una rentabilidad tan importante, que les permite ser el único sector económico que puede no comercializar sus productos.

Díganme todos ustedes, hombres y mujeres de provincia, que conocen comerciantes, que conocen empresarios de metalmecánica, de metalurgia, de textiles, de calzado, de servicios, de cualquiera de las actividades, quién puede hoy no comercializar su producción y subsistir. Al contrario, el objetivo casi desesperante es mantener la venta y con ello la actividad económica.

Por eso, le pedimos a aquellos que han tenido la inmensa suerte, pero no porque no la hayan merecido, sino porque además hemos contribuido para que así sea con este modelo de producción de tipo de cambio competitivo, de crecimiento, de subsidio en materia de generación, por ejemplo, de energía, el país en el año 2008 gastó más de 9 mil millones de pesos en subsidio a la generación eléctrica que abarca a hogares, alumbrado público, a comerciantes -pequeños, medianos y grandes- y pequeña y mediana industria, 9 mil millones de pesos. En realidad, la eliminación de una parte de los subsidios que se hizo durante el año pasado que fue de 807 millones, simplemente tuvo como objetivo, no solamente comenzar a eliminar los subsidios, sino también en aquellos sectores de mayor y alto consumo lograr una conciencia de mayor ahorro para tener una mejor administración de los recursos.

Hay un formidable esfuerzo de todos, subsidios al gasoil para que la producción también pueda tener mayor competitividad, cosas que todos ustedes saben. Creo que es entonces necesario que esos sectores que por diversos motivos que tienen que ver con este modelo económico han podido tener una rentabilidad más que buena, en algunos casos extraordinaria, tengan la solidaridad no por cuestiones de ética, sino por cuestiones de inteligencia y sustentabilidad del propio modelo para seguir creciendo y avanzando.

Lo dije una vez no sé si aquí o en algún otro foro, no necesitamos empresarios buenos; necesitamos empresarios inteligentes, necesitamos buenos empresarios, buenos comerciantes, buenos productores, para que entiendan que es necesario apuntalar este esfuerzo que hemos hecho los argentinos y que ha dado resultados para todos, pero que todavía, sin lugar a dudas, faltan argentinos, a los que no tienen trabajo, que no han podido acceder a una vivienda o que tal vez no han podido acceder aún a la educación. Por todos esos argentinos, es que las dirigencias políticas tenemos que plantearnos seriamente estas cosas, estos debates y estas discusiones. (APLAUSOS)

Yo no quiero terminar este mensaje a esta Asamblea Legislativa sin pedir una vez más, por un tema que es central y que también ha sido uno de los pilares de este Gobierno en materia de política de Derechos Humanos y que tiene que ver precisamente con lograr por parte de la Justicia eso, que se haga justicia y que finalmente los juicios que se vienen desarrollando contra quienes violaron los derechos humanos durante la dictadura, precisamente sean juzgados. (APLAUSOS)

Ha habido avances, ha habido condenas emblemáticas, pero no podemos dejar de decirlo aquí en este recinto, frente a lo que constituye la representación del poder popular en la Argentina, que demandamos a esa Justicia, a la cual este mismo Parlamento le ha dado los instrumentos para la agilización de esas causas, 5 leyes sancionó este Parlamento el año pasado, fue el Parlamento también que decretó la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final que luego apuntalaron también la declaración de inconstitucionalidad. El Poder Ejecutivo también ha dado recursos a la Justicia, los dos poderes del Estado hemos hecho mucho por lograr esto. Es hora entonces que la Justicia de respuestas porque es la hora de ella. Ya pasó la hora del Poder Ejecutivo y la hora del Poder Legislativo, es la hora de la Justicia y se viene demorando desde hace demasiado tiempo. (APLAUSOS)

Acá me apuntan -este es el defecto de no leer- que me había olvidado de una ley que también es fundamental, estructural, diría, una ley absolutamente estructural como fue el retorno de la administración de los recursos de nuestros jubilados a manos del Estado Nacional. (APLAUSOS) Reforma estructural si las hay. Cuando uno observa la forma en que fueron administrados estos recursos, las comisiones que se pagaron, las inversiones que se hicieron, la discrecionalidad absoluta con la cual se manejaban los recursos de los trabajadores para ver si en tal o cual empresa se invertía, porque no crean que esos que piden muchas veces democratización y transparencia a la clase política, se ejerce en el mundo de los negocios. No; esto que nos demandan a los políticos en el mundo de los negocios tal cual uno puede ver como se administraron en estos últimos años la asignación de recursos, quién tenía financiamiento y quién no, en realidad, hay tanta o más discrecionalidad que en todo el ámbito de la política junta de todo el país. (APLAUSOS)

Esto también hay que decirlo, esta ley es realmente estructural porque coloca los recursos de la sociedad, no son recursos del Gobierno ni del sector privado, son recursos de los trabajadores, sus aportes, como un instrumento precisamente para poder seguir sosteniendo la rentabilidad de esos recursos y, al mismo tiempo, sostener la única manera de que esos recursos tengan rentabilidad que es sostener una vez más la actividad económica y el empleo.

Cualquiera de los caminos -como todos los caminos conducen a Roma- del desarrollo y del crecimiento conducen indefectiblemente al sostenimiento de la actividad económica y del empleo. Y en este caso, el mercado interno frente a la crisis del sector externo, adquiere también una relevancia absolutamente inusitada.

Por eso es necesario, entonces, redoblar estos esfuerzos y convoco desde aquí a todos los argentinos, a todas las argentinas, a todos aquellos que tienen responsabilidades de carácter institucional, sectorial, social, a que realmente defendamos esto que hemos logrado todos los argentinos, que no lo veamos como patrimonio de un sector político, al contrario, esto que hemos vivido los argentinos en estos años en los cuales siempre se preanunciaba el fin, es hoy un modelo que deberíamos reformularlo inclusive en términos de categoría de pensamiento diferente al que hemos tenido desde los grandes centros de poder.

Yo creo que tenemos que atrevernos, además, a formular, como siempre hicimos los argentinos, un pensamiento alternativo frente a un mundo de incertidumbre y de dudas y que no sabe adónde va. Uno ve, mira y advierte que la crisis no está en que no se encuentra la solución en tal o cual receta económica, la crisis es como siempre han sido las grandes crisis que marcaron los cambios en la humanidad, crisis de las ideas. Estamos ante la crisis de un sistema de ideas que hizo de la especulación, de la subordinación, de un mundo donde unos pocos mandan y el resto obedece, de términos de intercambio comercial absolutamente malos para la mayoría de la humanidad, un modelo de decisión, un modelo de ejercicio del poder. Y yo creo que estas son las cosas en las que los argentinos tenemos que aportar, sin arrogancia pero con la convicción de que hemos podido hacer aquí en la República Argentina, algo diferente y que tuvo buenos resultados distintos a los que tuvieron otros países con otros modelos. (APLAUSOS)

Por eso, quiero agradecer a todos y a todas por haber escuchado, por haber compartido este momentos y convocarlos, como siempre, conozco a mucho de ustedes, al compromiso de seguir trabajando por una Argentina diferente y un solo pedido: sin agravios, ni descalificaciones, ni fomentando violencias que tanto mal, que tanto daño y que tanto dolor y tragedia han traído a nuestro país. Debatamos pero en el término de discusión, sin querer imponerle al otro ideas y cuando el otro, democráticamente, como marca la Constitución Nacional, tiene un resultado en este Parlamento, ser aceptado y pensar, en todo caso, la mejor manera de tener mejores ideas y mejores argumentos para, en definitiva, poder luego ganar un debate o una elección. De esto se trata la democracia, lo que no podemos es seguir maltratando al sistema democrático en su conjunto, porque creo que la Argentina tiene demasiadas experiencias nefastas en materia de no respetar la institucionalidad y, fundamentalmente, no funcionar en forma democrática.

Muchas gracias y muy buenos días a todos y a todas, con la misma fuerza y la misma convicción de siempre, a seguir trabajando por todos los argentinos que ese es el rol que nos cabe a todos los que hoy estamos aquí reunidos.

Muchísimas gracias. (APLAUSOS)

Octavio Getino habla sobre la Ley de medios

SOY LA MIERDA OFICIALISTA

ULTIMOS COMENTARIOS