Bienvenidos al blog

Su opinión nos importa mucho

¡Gracias por visitarnos!

lunes, 7 de diciembre de 2009

CARTA ABIERTA AL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA PROV DE CBA








“Hacer lo valioso” fue lo que consideró como necesario e importante, el Dr. Andruet -Vocal del Tribunal Superior de Justicia- en su columna de opinión con motivo de la nota publicada el 15 de noviembre pasado por éste matutino, en donde se detallan una serie de pedidos de destitución de algunos magistrados.

Es que frente a conductas disvaliosas, aparece la tentación del conformismo en quienes asumimos el desafío de desempeñarnos en la función pública, pero que al decir de Adela Cortina, la misma supone cierta “ética mínima” o “moral ciudadana”. Sin embargo, la resignación identificada solo con lo valioso, lo debido, lo justo o apenas lo necesario, habla a las claras de que frente a determinados condicionantes, lo más cómodo es asumir “la ética del camaleón”. Esa que aparece luego del profundo relajamiento que provoca el permanecer sin ser percibido, puesto que todo aquello que aparece se muestra y mostrándose es pasible de ser controlado.

Este aparecer, aun siendo objeto del relato periodístico, es considerado “estridente”, eco de “denunciantes aventureros” según el miembro del TSJ. Pese a que ese relato interpela investiduras acostumbradas a refugiarse en filigramas dogmáticos, cada vez que hombres comunes sufren por sospechar del Estado, por caso el Poder Judicial. Refugiarse, o mejor ocultarse, en vez de admitir el desafío, también académico, para formular interrogantes tales como: ¿por qué?, ¿cómo fue que frente a una profunda crisis institucional en el 2001 y 2002 no se hiciera evidente ese Poder para contener los excesos del poder? Excesos que provocaron tanto dolor y padecimiento en nuestro pueblo. ¿Por que en vez de sentirse vulnerado por los humores de los ciudadanos, no sentirse invitado a la apasionada aventura de reparar todo aquello que sirva al perfeccionamiento de un sistema que haga de contra peso del poder y así contenerlo?

Por todo esto, hace ya un tiempo que venimos preguntando cómo fue que la Presidente del TSJ cobra asignaciones familiares por sesenta, setenta o ciento quince personas con distintos grados de discapacidad a su cargo, que residen en Bethel Casa de Dios, y que según informe del Registro Nacional de la Personas, algunos están fallecidos y otros no existen.

¿Por qué, luego de la publicación del informe periodístico, la magistrado comienza a devolver parte del dinero cobrado? Todo esto fue denunciado en forma precisa y circunstanciada, acompañando prueba documental el día 11 de septiembre de 2009 al Tribunal de Ética paradójicamente creado mediante Acordada del TSJ. Pese a esto último, persiste en nosotros el ánimo y la certeza de que lejos de actuar corporativamente en su defensa, se procederá de manera ágil y eficaz a la investigación de los hechos denunciados arribando a una resolución justa, lo que todavía no ha ocurrido.

Revisar la correcta liquidación de los haberes que percibe la máxima autoridad de este respetable cuerpo es también hacer efectiva la división de poderes y el ejercicio legítimo del poder de control entre los poderes del Estado.

¿Por qué aún la Dra. Tarditti no da cuenta de estos hechos ante los organismos competentes en vez de hacer una defensa mediática? ¿Por qué endilgarle al Poder Legislativo no haber sido cuestionada por ser socia de Bethel al momento de su designación? ¿Acaso olvida la Dra., Tarditti que en el Expte 1574-P-95 que ingresara a las 19.45 hs del día 29 de Noviembre del 1995 con la firma del entonces Gobernador Ramón Mestre y su Ministro de Gobierno Dr. Oscar Aguad, fue aprobado marátonicamente un día después por esta Legislatura?.

¿Cómo puede representar al TSJ en el Jury de Enjuiciamiento aún cuando aparece como presunta infractora del Código de Ética instituido por ella misma y aún así algunos sostener que el grave problema del funcionamiento del Jury es sólo su alta composición política? Es por esto que instamos al TSJ a que aparte como medida cautelar a la Dra. Aída Tarditti en la representación que ejerce en este órgano, hasta tanto se expida el Tribunal de Ética Judicial.- Todo ello como medida cautelar, lo que no implica adelanto de opinión ni anticipo de condena, a fin de garantizar el normal desenvolvimiento de este organismo.

Por otra parte, aún más reprochable resulta que se invoque el valor de la solidaridad en el ámbito de lo privado con recursos que son públicos; ¿pero qué decir de aquella mujer que trabajando de empleada doméstica sostiene sin subsidio estatal un comedor comunitario? Inadmisible es decir que esos 18 mil pesos que cobra por asignaciones familiares son recursos indispensables para sostener esa obra de bien, negando al mismo tiempo que el Estado provincial la asiste. Según informe de la Secretaria de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Familia se pagaron a Bethel Casa de Dios en el año 2005 $ 650.000, en el año 2006 $ 900 000, en el año 2007 $1.087.000, en el año 2008: $ 1.700.000, y en el año 2009 recibirá $2.340.000.

Recordemos que las asignaciones familiares, según la Ley 22.431, son prestaciones de la seguridad social brindadas por el Estado, no remunerativas y obligatorias, establecidas como un “derecho del trabajador”. Consisten en el derecho a percibir una remuneración acorde al sustento necesario según las cargas familiares que se tengan, no pudiendo ser consideradas como “derecho de los familiares a cargo” tal como declarara la Sra. Presidente del TSJ con fecha 27/05/09 al matutino Día a Día afirmando que: “es un derecho que corresponde a los niños y no pueden ser privados de ello”.

Sin embargo, por tratarse hasta el momento del ámbito de lo ético, se asume la postura analítica Wittgensteiniana: “de lo que no se puede hablar mejor es callar” … y se calla. Es posible que muchos padezcan del excepticismo propio de las cortes vienesas a la que pertenecía el filósofo, pero tal cinismo no provoca mas que una profunda indignación que invita a denunciar para anunciar que aún es posible corregir, que es posible el poder entendido como servicio, que todo lo que busca hacerse visible es público, y es de todos por igual.

Señores miembros del Honorable Tribunal Superior de Justicia: bueno es recordar las palabras de Goethe: "… juez que no sabe castigar acaba asociándose con el delincuente ... y cuando todos causan daño cuando todos sufren, la majestad misma dirije al pillaje"

Vaya, entonces en estas palabras toda nuestra voluntad y esfuerzo para contribuir de manera incansable con todo aquello que signifique mejorar la calidad institucional que tantas veces anduvo a los tumbos y que nuestro pueblo -a pesar de sus humores- reclama con intuición y sabiduría.
Leg. Nadia Fernández
Bloque Peronismo Militante – Partido Comunista

2 comentarios:

Mery dijo...

cro patriota de córdoba, le dejé un mensaje en los caniches de perón, la conducción del mpb, lo tiene muy en cuenta, y tiene tareas programadas para ud. espero pueda aportar cro, saludos mery.

Dante Panzeri dijo...

Ah! muy bueno tu blog. Variado y de buena calidad artística. yo también escribo de tanto en vez en
http://www.arturclarke.blogspot.com/
por si te interesa
buen día

Octavio Getino habla sobre la Ley de medios

SOY LA MIERDA OFICIALISTA

ULTIMOS COMENTARIOS