Bienvenidos al blog

Su opinión nos importa mucho

¡Gracias por visitarnos!

viernes, 9 de julio de 2010

WALTER FORMENTO DESMENUZA A MARIANO GRONDONA

Walter de la Mota


Por Walter Formento
Julio 2010.

Dice Mariano Grondona: -Tanto en la política como en la guerra, el bando que se asegura la iniciativa, (…) lleva las de ganar porque reduce a su adversario a la fatigosa tarea de defenderse, mientras él elige cuándo y por dónde atacará. Walter Formento: El artículo del diario La Nación que aquí trabajaremos inicia su texto planteando la relación entre Guerra y Política. Esto pone de manifiesto que este instrumento estratégico de organización de las ideas y de la visión elige un lado en la contienda, que no es solo política para ellos sino guerra militar, como bien lo dejan en claro al asociar el concepto de la INCIATIVA con dos ámbitos distintos de la vida, el de la política y el de la guerra militar. El lado que elige es el del Proyecto Financiero Global Agro-exportador, desde ahí observa y piensa como conducir el proceso y construir su fuerza; donde sumar al izquierdismo progresista es tan importante como lograr grados de unidad entre las fracciones financieras enfrentadas en la guerra financiera global. Del lado del Proyecto Nacional del Trabajo y la Producción es importante reconocer que, si bien los ámbitos existen, es el ámbito de la POLITICA donde el Pueblo trabajador puede ganar esta lucha y debe por lo tanto pelearla en ese terreno. Terreno político que tiene a la lucha de calles como central y a la lucha parlamentaria como secundaria; y es secundaria porque es en la lucha de calles en que el Pueblo se va constituyendo como sujeto político social capaz de sostener la lucha político institucional parlamentaria, y un dialogo permanente entre ambas. El terreno MILITAR es el terreno donde el frente financiero es ganador seguro hoy; como también en el terreno económico. Por ello, el terreno POLITICO es el terreno de la Lucha Política del Pueblo; aunque se usen conceptos de la guerra para hablar de la política o de la economía, nunca debe confundirse el terreno MILITAR y ECONOMICO con el POLITICO. Dice Mariano Grondona: En las elecciones parlamentarias del 28 de junio, la oposición consiguió una victoria que le llegó inesperadamente porque no estaba preparada para ella. Por eso (…) dejó en manos del incansable Kirchner el poder de iniciativa. (…) Los argentinos se encontraron por ello ante la sorpresa de que, en tanto el perdedor del 28 de junio parecía estar ganando a partir de esta fecha, sus vencedores de hace un año parecían estar perdiendo y hasta la opinión pública reflejó (…) este giro inesperado (…). Ante esta nueva encrucijada, (…) les quedaban dos opciones. Una, seguir atados al escudo. La otra, desenvainar la espada en demanda del poder de iniciativa para poner al kirchnerismo, por primera vez, a la defensiva. WF: La oposición financiera agroexportadora no pudo capitalizar el triunfo en lo político electoral del 28 de junio de 2009 porque se encuentra fracturada y enfrentada entre sí, siguiendo la línea de fractura y enfrentamiento de la guerra financiera global entre Líneas Financieras que se observa en la Crisis Financiera Global. La fractura en el bloque de poder financiero Argentino sigue y expresa directamente la división y enfrentamiento a nivel global. Esto explica su incapacidad para capitalizar el triunfo en las elecciones parciales de 2009; no, ninguna avivada ni agachada de los Kirchner, o que no estaba preparada por ingenuidad, lentitud o virginidad política. La pérdida de intención de voto de la oposición se debe a los siguientes motivos políticos que nacen de su fractura y de la decisión del gobierno: 1- la profundización del proyecto político nacional y popular con la recuperación del control de partes importantes del mercado de dinero, AFJP y BCRA; 2- la profundización de la distribución de riqueza hacia los trabajadores y productores; 3- la profundización de la desarticulación del partido mediático monárquico financiero con la recuperación de la televisación del fútbol, con el debate popular en la calle y las movilizaciones por la ley de medios de la democracia y por el sistema de televisión digital. La contraofensiva Dice Mariano Grondona: (…), la oposición está tratando de prevalecer en una serie de escaramuzas que hoy se libran en el Congreso, como la reforma del Consejo de la Magistratura (…), la refundación de un Indec (…), la anulación de los superpoderes (…) y una investigación a fondo de casos de corrupción (…) del embajador Sadous, sino también (…) la mafia de los medicamentos, (…) manipular la Oncca contra el campo, etc. A través de estas escaramuzas que libra frente al oficialismo en el Congreso, ¿está articulando la oposición una verdadera contraofensiva para recobrar el poder de iniciativa? ¿Logrará la oposición alzarse con el poder de iniciativa que hasta hoy ha conservado el Gobierno? Cabe dudarlo porque (…) cada uno de ellos es un combate lateral donde no está en juego la lucha por el poder. Pero hay otro teatro de operaciones donde el combate podría resultar decisivo. Se trata de aquel del cual depende la supervivencia de más de cinco millones de jubilados, de cuyas angustiadas voluntades podría depender nuestro futuro electoral. Walter Formento: San Grondona de La Nación plantea el debate al interior del frente financiero, al que pertenece, acerca del plan de acción a llevar adelante, y ordena que en lugar de un conjunto de escaramuzas sin mayor fuerza y expectativas, concentrar toda la energía en la batalla por el 82% por ciento móvil para jubilados. Por su capacidad de convocar la adhesión de 5 millones de jubilados, porque suma al izquierdismo progresista al frente financiero y por su profunda capacidad desestabilizadora del gobierno nacional y del frente nacional por el ahogo presupuestario que produce y la puja distributiva que genera en la alianza entre Trabajo, Producción y Estado. ¿Justicia o demagogia? Dice Mariano Grondona: Hasta ahora, Kirchner había mantenido su poder de iniciativa imaginando nuevos recursos financieros (…) mediante la invasión del Banco Central y el apoderamiento de los ingentes recursos de la Anses, (…), la oposición de centroizquierda le concedió a Kirchner una inmensa caja sin preguntarse primero para qué la utilizaría. Pero ahora la oposición, cayendo en la cuenta de su apresurado infantilismo, quiere corregir su grave error (…). Walter Formento: La oposición cae en la cuenta que sino puede quedarse ella misma con la caja que significa el BCRA y las AFJP manejando todo con sus bancos globales, prefiere que no la controle nadie, e incluso que haya descontrol político social en la puja distributiva; que alienta no solo con el aumento a los trabajadores jubilados sino también a los trabajadores ocupados de más del 35%, y a los trabajadores desocupados y ocupados en negro con el aumento a la Asignación Universal por Hijo. La acción política parte de los cuadros políticos asociados a los grandes bancos y sus multinacionales, y es seguida por los políticos de la izquierda parlamentarista. Se observa claramente como el Imperio Financiero y su oligarquía conducen organizaciones políticas para golpear por derecha y por izquierda. El escenario a construir por la oposición es un viejo conocido de 1973-75: azuzar la puja distributiva para que el frente político entre Trabajo, Producción y Estado se enfrente entre sí por contradicciones secundarias, se fracture y se debilite la fuerza política social que sostiene el proyecto nacional popular latinoamericano, y quede en condiciones para ser subordinado nuevamente por el Frente Financiero Imperial como estuvo entre 1991-2005. Pero los trabajadores y sus dirigentes conocen perfectamente la jugada; y también la dirigencia empresaria industrial pyme. Claro que también la conocen los personeros del frente financiero: los Magneto, los Barrionuevo, los Méndez, los Nosiglia, los Manzano-Vila, la embajada, etc. Dice Mariano Grondona: (…) en el caso de las jubilaciones la contraofensiva opositora lo sorprendió, y entonces no encontró otra salida que denunciar la irresponsabilidad fiscal de sus rivales. Y fue así como, por primera vez desde hace un año, el kirchnerismo quedó a la defensiva. WF: Es cierto que el gobierno va a tener que afilar la puntería porque el frente financiero agro-exportador esta decidido a correrlo por izquierda apuntando a la puja distributiva por mayor distribución del ingreso. Correr al gobierno por izquierda le permite a la oposición financiera dos movimientos: subir al izquierdismo progresista a la movida golpista sin que le duela el estómago de jugar nuevamente con Cargill-Bergoglio y, desfinanciar al Estado para fracturar la alianza entre Trabajo y Producción consolidando el golpe de estado. Esta movida tiene como intelectuales a los mismos sectores financieros-clericales-oligárquicos que pergeñaron el Rodrigazo como instrumento golpista en 1975-76. No hay ni un solo gramo de aporte intelectual del izquierdismo progre, que se encuentra reducido a ser base de maniobra del imperio. Dice Mariano Grondona: ¿Cuánta razón le asiste al Gobierno, en todo caso, cuando acusa de demagogia a sus opositores? Más de cuatro millones de jubilados cobran hoy solamente el haber mínimo de 895 pesos mensuales. Nadie podría negar que ésta sea una suma injusta, en verdad ridícula, para atender a su subsistencia en estos tiempos de inflación. El proyecto jubilatorio de la oposición llevaría esa suma a 1235 pesos por mes, una remuneración también insuficiente aunque menos irritante. Walter Formento: Es cierto que $895 es muy poco y $1235 también lo deja por debajo de la línea de pobreza. Este aumento del 38%, planteado por aquellos que lo llevaron a su mínimo histórico entre 1991-2002; que se apropiaron de los fondos de jubilación para hacer negocios y negociados propios y financiar sus propios bancos entre 1991-2008; ¿qué significa? ¿Que ahora se han vuelto humanos y sensibles o qué esta operación les permite desestabilizar? Esta última afirmación se ajusta más a la naturaleza del imperio financiero. Además, se observa como hacen un cálculo lineal entre $895 y $1235, donde la última es mayor a la primera en un 38%, aunque ambas son sumas insuficientes en sí mismas. Pero si las ponemos en situación vemos que los Jubilados son trabajadores y parte de la familia trabajadora, y que su situación mejora con la mejora del conjunto de su familia y de la clase; si mejora la situación de sus hijos ocupados, subocupados y desocupados él mejora también; si mejora la situación de sus nietos con la asignación universal o por el salario familiar su situación mejora; si mejora la situación tributaria porque se eleva el mínimo no imponible a los salarios su situación mejora; si hay mejoras en la escuela, en el hospital o en la obras sociales también mejora su situación. Solo un abordaje en conjunto, observando a la clase trabajadora, nos permite saber si la situación viene mejorando, 2003-2010 o va empeorando, 1991-2003. También nos permite ver si la oposición financiera juega a mejorar la situación de los trabajadores y productores, o si juega al golpismo por desfinanciamiento y puja distributiva. Esta es la posición histórica de la fuerza financiera agro-exportadora y del izquierdismo infanto-progresista. Dice Mariano Grondona: Cuando el kirchnerismo acusa entonces a la oposición de irresponsabilidad fiscal, ésta le responde diciendo que los cuantiosos fondos superavitarios de la Anses se están usando hoy en dirección del clientelismo oficial (…). Esta anomalía requiere dos análisis convergentes. Uno, de tipo moral, apunta al escándalo que entraña dejar sumido en la pobreza a un amplio sector de la población, (que) entre nosotros, ésta ha vuelto a aumentar (…) porque al populismo le conviene mantener en la pobreza y en una insuficiente educación a eventuales votantes. El otro análisis, de tipo político, nos dice además que por primera vez el gobierno habitualmente madrugador de Kirchner ha sido madrugado por la oposición. ¿Cómo no anticipó que la oposición podría desbordarlo en esta oportunidad no ya desde la derecha que él detesta, sino desde la izquierda, que él siempre quiso monopolizar? WF: En el aspecto Moral, ni Grondona ni sus amos los bancos globales pueden ni siquiera hablar de este tema ya que son artífices y responsables de la mayor política de empobrecimiento, desahucio, embrutecimiento y aniquilamiento del pueblo en su conjunto y no solo de los trabajadores jubilados; y en el Político, nos muestra que la oposición financiera necesita ir al límite y jugar con el fuego del distribucionismo extremo para juntar entre sus fuerzas al izquierdismo progresista y desestabilizar al frente del Trabajo y la Producción en el gobierno. Al costo de legitimar la necesidad de profundizar la distribución de la riqueza social, y lo que con ella viene: la desconcentración de la economía monopolizada, la recuperación de los resortes estratégicos del trabajo, la producción y el comercio exterior, del mercado de trabajo y del mercado del dinero, etc. Asume este riesgo porque considera que la fuerza político social en función de gobierno no tiene desarrollada la organización para sostener la profundización que esto implica. Aunque también sabe, sobradamente, que la crisis financiera global le impide actuar como bloque financiero de poder unificado como en 1990-91 cuando mediante una capacidad golpista financiera muy alta impuso a Cavallo y Roque Fernández controlando todo el gobierno. Dice Mariano Grondona: Pero esta contraofensiva social de la oposición sobre el Gobierno, ¿no es en realidad demagógica? El costo de la clase pasiva aumenta en todo el mundo debido a un hecho en sí positivo: la longevidad de la población. (…) A través del proyecto jubilatorio, la oposición está al borde de lograr lo que hasta ayer parecía imposible: poner contra las cuerdas a un gobierno que se autoproclama popular Walter Formento: El gobierno nacional va a tener que recoger el guante falsamente distribucionista que le arroja el opositor frente financiero agroexportador, que plantea una distribución para que explote todo, y así poder volver a 1996-2001 con un 23% de participación en la riqueza para los trabajadores, 43% de desocupados y subocupados y 300 mil empresas cerradas. Cuando hoy hay 38% de participación, 14% de desocupados y subocupados y empresas abriéndose. El guante lo va tener que recoger profundizando la distribución económica que se plantea pero sacando los recursos que los grandes capitalistas financieros obtienen en su control monopólico de negocios financieros, puertos, empresas de exportación controladas, multimedios, petroleras, transporte fluvial y marítimo, etc. En lo político, profundizando la apertura de espacios de participación militante en el debate y la organización, y en lo cultural ideológico profundizando los espacios de creación y circulación de las ideas nacionales, populares, latinoamericanistas, federales e industrialistas. Todas estas ideas situadas desde el Trabajo y los Trabajadores, obreros, técnicos y profesionales; ocupados y desocupados, en blanco y en negro, activos o jubilados. Walter Formento: En síntesis, el Frente Financiero Global construye las condiciones de la conducción en base a estos ejes: 1- La desfinanciación del gobierno nacional vía planteos de aumentos de ingresos a los trabajadores jubilados, a los trabajadores en blanco y a los hijos de trabajadores en negro y desocupados. Si el gobierno no aumenta los ingresos se deslegitima ante su base social y pierde las banderas del compromiso con la justicia social. 2- El eje de la pobreza con su contracara de corrupción y clientelismo. 3- El de la pérdida de la iniciativa asociado a locura, la crispación y la soberbia de los Kirchner. [1] Autor Walter Formento, Director del CIEPE. El autor retoma el Artículo de Mariano Grondona. En Diario La Nación. Domingo 4 de julio de 2010., en sus párrafos centrales y hace un desarrollo propio que se aclara en cada caso con las letras WF, así como los párrafos MG corresponden Grondona.

No hay comentarios.:

Octavio Getino habla sobre la Ley de medios

SOY LA MIERDA OFICIALISTA

ULTIMOS COMENTARIOS