Bienvenidos al blog

Su opinión nos importa mucho

¡Gracias por visitarnos!

martes, 18 de enero de 2011

Foro sobre Negocios, Comercio e Inversiones en Kuwait



de CFKArgentina, el Lunes, 17 de enero de 2011 a las 12:12

Señor Primer Ministro del Estado de Kuwait; señores miembros del Gobierno de Kuwait presentes aquí; señores miembros del cuerpo diplomático; empresarios y empresarias kuwaitíes y argentinos que me acompañan, una nutrida delegación de empresarios de mi país, en esto que es el cumplimiento de una promesa; con motivo de la visita del señor Primer Ministro a mi país durante el año pasado me comprometí a venir al Estado de Kuwait y aquí estamos haciendo honor a la palabra empeñada.

Acompañada por una nutrida delegación de empresarios con el objeto de afianzar, de promover y profundizar las relaciones comerciales entre Kuwait y Argentina, pero también sintiéndonos parte de un espacio en este mundo global que ha cambiado, creo que para bien en muchos aspectos para los países emergentes, en el cual los países emergentes estamos llamados a cumplir un rol sustancialmente diferente en el marco del comercio internacional del que hemos venido desempeñando hasta ahora.

En principio quiero presentar a mi país, la República Argentina, un país que fue conocido en el año 2001 por haber incurrido en el default más grande soberano que se recuerda, pero afortunadamente son épocas que han quedado atrás, y hoy podemos decir en este año 2011 -el año pasado cumplimos 200 años de historia- que Argentina ha reestructurado exitosamente el 93 por ciento de su deuda soberana, ha cumplido con todos los pagos internacionales a partir de la reestructuración de esa deuda, y lo que es más importante, ha completado del año 2003 a la fecha el período de crecimiento económico más importante, más sostenido y con mayor grado de inclusión social en toda su historia.

Para que se tenga una idea de nuestro crecimiento, que fue promedio entre el 8 y el 9 por ciento, en el tercer trimestre del año 2010 habíamos consolidado en todo lo que iba en los últimos 12 meses acumulados hasta ese momento el 9,1 de crecimiento de la actividad económica. Y en este crecimiento de la actividad económica la industria tuvo un rol preponderante, la industria en mi país ha crecido por encima del nivel de la actividad económica y esto también ha impactado fuertemente en nuestras exportaciones. Normalmente se conoce a la Argentina como una exportadora de productos esenciales como pueden ser commodities, granos, carne, pero también estamos en un proceso de fuerte reindustrialización del país, esto es agregar valor a las materias primas, y también para ese agregado de valor a las materias primas en materia alimentaria, por ejemplo, necesitamos de socios estratégicos.

Por eso la decisión del gobierno kuwaití de declarar destino estratégico de inversión a la República Argentina nos enorgullece porque creemos que hemos merecido la confianza por parte del estado kuwaití para precisamente cambiar la lógica de lo que ha sido el negocio y el comercio internacional hasta que estallara la crisis en el último trimestre en el año 2008. ¿Por qué digo esto? Porque la lógica siempre ha sido que los países desarrollados nos vendían sus productos con altísimo valor agregado, a un altísimo precio y compraban nuestros productos, nuestros commodities, nuestros recursos naturales, en muchos casos no renovables, a escaso precio productos no renovables que por cierto ayudaban a que ellos tuvieran un altísimo grado de producción de valor agregado, de trabajo que se generaba en sus economías y por lo tanto de bienestar para sus sociedades.

Esto se contraponía con la pobreza en las sociedades de los países emergentes, teniendo un marcado contraste y contradicción, que realmente tornaba altamente injusta la lógica y las reglas del comercio internacional. Por eso charlando con su Majestad, con Su Alteza el Primer Ministro, charlando hoy con los representantes de los fondos de inversión y también con los representantes de la Cámara de Comercio, decía que los países emergentes no debemos ver estos momentos que atraviesa la economía internacional como momentos de crisis. Podrá ser crisis para economías desarrolladas, que con una sofisticación de sus mercados financieros crearon burbujas que explotaron en el aire. Yo creo que nosotros los países emergentes debemos ver esto como una oportunidad de cambio, hay cambios que se registran en lo económico, en lo político en el mundo, y creo que nosotros, los países emergentes, debemos hacernos cargo precisamente de esta nueva realidad en la cual el Siglo XXI va a tener nuevos protagonistas. Y los protagonistas de este Siglo XXI, sin lugar a dudas, van a ser además alimentos, energía, ciencia y tecnología. Por un lado cada vez más la demanda de alimento, porque obviamente el desarrollo de los países emergentes incorpora cada ves más en forma creciente a millones de ciudadanos que quieren acceder a calidades de vida. Y al mismo tiempo también un altísimo desarrollo tecnológico, porque con la producción alimentaria tal cual está en los estándares actuales no se alcanzaría a cubrir las necesidades que la humanidad requeriría en las próximas décadas para hacer frente al problema de la alimentación.

Quiere decir entonces que solamente la producción de alimentos no servirá si además no va unida a un proceso de ciencia y tecnología que ayude precisamente a multiplicar esos alimentos y además agregar valor a los mismos, como una suerte de cadena en la cual podamos satisfacer las necesidades alimentarias y al mismo tiempo la necesidad de avance, desarrollo y valor agregado que cada una de las economías necesita.

En este proceso de industrialización que hemos venido desarrollando en nuestro país hemos además sorteado numerosos inconvenientes y fundamentalmente tabúes o prejuicios acerca de lo que se nos venía diciendo desde los grandes centros desarrollados. Hemos logrado superar la contradicción por ejemplo de que un desarrollado mercado interno no es compatible con una economía de sesgo exportador. Al contrario, hemos podido cumplimentar en la Argentina el crecimiento del mercado interno disminuyendo notablemente las cifras de pobreza, indigencia, desocupación y al mismo tiempo crecer y dar un salto cualitativo en las exportaciones, que en el año 2003 eran de 25.000 millones de dólares y que seguramente este año 2011 llegarán a 80.000 millones de dólares, además conquistando diversos mercados.

También, como señalaba al principio de mi intervención, no solamente hemos logrado reestructurar nuestra deuda, comenzar los pagos, sino que lo hemos hecho a partir de nuestra propia balanza comercial, sin requerir nuevos endeudamientos, porque obviamente el default nos dejó fuera de los mercados de capital, ero esto al mismo tiempo, paradojalmente, fue una suerte de vacuna contra los activos tóxicos que sufrieron otras economías más abiertas al ingreso de capitales sin ningún tipo de contralor ni restricción, y que por lo tanto también tuvieron y aún tienen severos problemas.

La economía argentina es una economía abierta a la inversión extranjera en todos los rubros, en la industria, en servicios, tal vez pocos países del mundo tengan una apertura como la economía argentina en materia de servicios. Lo que sí queremos es que los capitales que ingresen no sean capitales que vengan a especular financieramente o a construir burbujas financieras, sino capitales que vengan precisamente a ayudar a la producción, a agregar valor a nuestros productos y a asociarnos, porque esta es la otra lógica que también creemos que ha cambiado y debe cambiar en el comercio internacional. Siempre los países desarrollados nos han visto como clientes, como un lugar donde colocar, como les decía al principio, sus productos con alto valor agregado. Yo creo que debe instalarse y se está instalando una nueva lógica en materia de comercio internacional, en la cual se sustituya el concepto de cliente por el de socio, en el cual ambas partes tienen que ganar, un comercio win to win como decimos nosotros. Todos quieren ganar porque además quieren darle bienestar a sus sociedades, generar trabajo. Fíjense que en el año 2003 en mi país prácticamente un cuarto de la población estaba sin trabajo, los índices de desocupación llegaron a casi un 25 por ciento, en el último trimestre hemos descendido la desocupación al 7,4 de ese 25 por ciento del 2003, pero de un 9 y pico por ciento que había elevado la crisis a fines del año 2008. ¿Cómo lo hicimos? Como lo hicieron ustedes también aquí, dándole un fuerte impulso a la demanda agregada, donde sabemos que el Estado Kuwaití inyectó ingentes recursos a su país, a su mercado interno, para que la economía no cayera y se pudiera mantener el nivel de actividad económica.

Eso es exactamente lo que hicimos también nosotros en la República Argentina, sostener la demanda agregada para que precisamente este ciclo virtuoso de crecimiento económico, de valor agregado, de generación de puestos de trabajo, no se viniera abajo. Y si bien el año pasado crecimos muy pero muy poquito, precisamente todas las medidas que tomamos el año pasado son las que nos permitieron crecer al ritmo que lo hicimos este año.

¿En qué sectores? Porque hoy tuvimos múltiples reuniones con la Cámara de Comercio con importantes empresarios kuwaitíes, con los titulares de los fondos de inversión. La verdad que Argentina ofrece, tal vez como pocos, un mercado muy diversificado en materia de inversión. Inversiones que van desde lo agroalimentario, somos productores como todos ustedes saben de importantes commodities como soja, trigo, maíz, pero al mismo tiempo tenemos regiones del país, me acompañan dos gobernadores de importantes Estados argentinos, Entre Ríos y Salta, donde se produce tabaco, cítricos, todo tipo de frutales en el Sur como peras y manzanas, somos también importantísimos exportadores de limones. Al mismo tiempo en materia por ejemplo algo tan opuesto como ciencia y tecnología, que podría ser uno de los sectores que más ha crecido, como recién mencionaba el Primer Ministro; exponencialmente en materia de exportación uno de los que más ha crecido ha sido el software. A diferencia de la India, sé que está el señor Embajador de la India así que no es por competencia, nos especializamos en diseño de software no en producto masivo, de modo tal que diseñamos a medida y a pedido del cliente el programa que estos necesitan. A punto tal que numerosas multinacionales en materia de informática precisamente han decidido localizarse regional y globalmente también en la República Argentina.

En materia turística también nos visitaron importantes empresarios turísticos. El crecimiento del turismo extranjero en la República Argentina entre el 2003 y ahora ha sido del 72 por ciento, con una inversión creciente que pasó de 1.900 millones de dólares en el año 2003 a 5.000 millones de dólares, estos son datos consolidados recién al tercer trimestre con lo cual nos falta los datos del último trimestre, pero para que ustedes tengan una idea, la inversión en construcción y alojamiento en la República Argentina creció entre el año 2003 y hasta ahora el 1.000 por ciento.

Debo destacar también el campo de la biotecnología, tan vinculada con esto que les decía al principio de multiplicar la necesidad de alimentos y de mejorar también. Hemos extendido merced a la biotecnología la frontera agrícola en la República Argentina. Para que ustedes tengan una idea de la importancia que este sector ha adquirido en nuestro país, en América Latina en general el promedio de empresas de biotecnología es de una por cada millón de habitantes, en Argentina el promedio de empresas de biotecnología por cada millón de habitantes alcanza al 2,4.

También en materia de industria farmacéutica nuestro país ha alcanzado un desarrollo a nivel global, diría que tal vez es uno de los más importantes del mundo a todo lo que hace a producción farmacéutica vinculada a seguridad alimentaria y fundamentalmente seguridad ganadera. Nuestro país exporta vacuna aftosa a Estados Unidos y le provee por ejemplo los antígenos necesarios para la conformación de esta importantísima vacuna ahí. Hace muy poco tiempo, antes de venir aquí, me tocó inaugurar en la provincia de Buenos Aires una importante industria farmacéutica donde se mejora la calidad de vacuna contra la tristeza de las vacas, no me pidan que les cuente cómo es la tristeza de las vacas pero produce mucha mortalidad en los terneros. Con esta vacuna y con este producto argentino se reduce notoriamente, prácticamente al 50 por ciento, la mortalidad de los terneros producto de la tristeza de la vaca.

Podemos también hablar en materia de carne argentina. Todo el mundo tiene la idea de ver un bistec argentino, una vaca argentina, pero sabemos que aquí en Kuwait y en toda la zona del Golfo una de las carnes más apreciadas es precisamente el cordero. Nuestro país también tiene una excelente producción en materia de corderos y muy vinculada también a la biotecnología. Estamos clonando ganado caprino y ganado ovino, me ha tocado ser madrina de ejemplares clonados de cabritos y ovejas, con lo cual también tenemos un importante desarrollo tecnológico en esa área.

Y lo que es fundamental, la idea de asociación que tenemos con Kuwait y con otros Estados del mundo no es precisamente la de vender únicamente el producto sino también transferir la tecnología, que también es otra de las claves que deben cambiar en el desarrollo del comercio internacional. Los países desarrollados no solamente te verían como clientes para darte sus productos sino que jamás transferían tecnología, de modo tal que cada uno de los países siempre quedaba preso de ese país desarrollado que poseía la formula mágica, por decirlo de alguna manera, y solamente transfería el producto. La idea nuestra también es un comercio, una asociación, en la cual hagamos transferencia de tecnología.

En materia agrícola y de maquinaria agrícola, también hemos tenido un desarrollo importantísimo. Ustedes saben que nuestro país es experto en materia de siembra directa, lo que permite rindes que tal vez no se dan en otros países y precisamente hemos desarrollado maquinaria apropiada para este tipo de actividad que también hoy estamos exportando a diversos países, de modo tal que aquellos países que producen granos no nos vean como competidores. Un día charlando con un colega latinoamericano, acerca de que los habitantes del sur de ese país tenían temor que Argentina llegara con sus granos y por tanto compitiera con su producción, yo le decía que no veníamos a competir con los granos sino a venderle la maquinaria y que les permitiera a sus productores producir más y mejores granos, de modo tal que podíamos asociarnos sin necesidad de vernos como competidores.

Por eso le decía hoy al presidente de la Cámara de Comercio, que lo ideal, y lo charlábamos con el Primer Ministro que estaba de acuerdo conmigo, sería que una importante delegación de empresarios de la Cámara de Comercio visitara nuestro país, la República Argentina, para que pudieran ver allí en cada fábrica, en cada provincia, en cada espacio de producción de la República Argentina, la calidad de nuestros productos. Al mismo tiempo sabemos que Kuwait puede constituirse en una excelente plataforma para todo lo que sea la negociación, la comercialización, la distribución, la producción, para toda la región del Golfo y toda la región del Medio Oriente. Este es entre otros el motivo de nuestra presencia hoy aquí retribuyendo la visita del Primer Ministro a mi país el año pasado.

Por eso quería hacerles esta pequeña presentación, digo pequeña porque podría estar hablando horas pero terminarían todos odiándome porque deben tener ganas de comer y no quiero que esto suceda, pero quiero decirles que realmente Argentina es hoy una muy buena oportunidad de negocios. Porque además hay una decisión política concreta, objetiva, puntual, verificable, de seguir manteniendo todas y cada una de las políticas macroeconómicas que permitieron este resurgimiento de la Argentina. Porque si uno piensa que este país hace exactamente 10 años había declarado el default más importante soberano que se recuerde de la historia, había quedado fuera del mercado, con un 25 por ciento de su población sin trabajo, con un aparato industrial francamente devastado, que no venía solamente producto del default sino venía de varias décadas atrás donde se abandonó un proyecto industrial de valor agregado, que esto es clave, no sólo en mi país sino en cualquier país del mundo para generar trabajo junto a servicios y ciencia y tecnología. Si uno ve esto y ve lo que estamos siendo hoy, donde hemos bajado dramáticamente los índices de desocupación, de pobreza, de indigencia, pero además estamos produciendo al mundo y también un fuerte boom de consumo interno, veremos entonces que es imprescindible la previsión y la manutención de las variables económicas que precisamente permitieron llegar a esto y que son el desendeudamiento del Estado, el agregar valor a nuestras materias primas para poder generar trabajo, y empresarios nacionales que salgan a vender al mundo y a asociarse con otros empresarios.

Hemos crecido notoriamente en la producción de nuestra propia generación de energía para sostener el crecimiento. Ustedes recuerden que Argentina por ejemplo en los años '80 tenía crecimiento negativo y al mismo tiempo teníamos problemas de energía, lo cual era un contrasentido, si uno no crecía no consumía. Tuvimos que hacer un gran esfuerzo de inversión en materia de generación y de transporte de energía porque hasta había zonas incomunicadas en materia energética, por ejemplo el sistema interconectado de energía eléctrica llegaba únicamente al norte de la Patagonia, sur de la provincia de Buenos Aires, Choele Choel en Río Negro, y hoy estamos construyendo la línea de alta tensión que va a llegar casi hasta el estrecho del fin del mundo, el Estrecho de Magallanes. También hemos crecido en lo que hace a tendidos de gasoducto, líneas de alta tensión, con lo cual estamos garantizando además que ese crecimiento sea sustentable.

Un crecimiento para ser sustentable necesita tres ejes fundamentales, primero que haya calidad de vida en una sociedad, una sociedad donde su gente no tenga trabajo, donde tengan magros ingresos, donde no tengan expectativas ni esperanzas de vivir mejor, difícilmente pueda sostener cualquier proceso económico, político e institucional. El segundo, la energía que se necesita para poder sostener este crecimiento. Y también el desendeudamiento y la acumulación de reservas, que bueno es decirlo para aquellos que quieran garantías para invertir en nuestro país, las reservas del Banco Central han llegado al record histórico de más de 52.300 millones de dólares, luego de haber pagado el año pasado a organismos multilaterales de crédito y también a tenedores de títulos externos de la deuda que reestructuramos más de 7.000 millones de dólares, si mal no recuerdo y la memoria no me engaña.

Todo esto ha sido posible por un modelo de crecimiento que ha sido elogiado en estos días por el premio Nobel Stiglitz, que estuvo en mi país y que pudo comprobar, como también he leído por allí otro premio Nobel como Paul Krugman dijo que posiblemente la solución que deban aplicar algunos países sea cien por ciento el modelo argentino, lo cual nos llena de orgullo y realmente nos hace decirles a todos ustedes que Argentina hoy es un país absolutamente confiable, previsible, que se ha hecho cargo de sus deudas, no solamente las que tenía en el exterior sino las deudas que tenía con su propia sociedad. Nadie puede pagarle al otro si primero no le ha pagado a los propios de su sociedad, con trabajo, con mayor bienestar, con mayor dignidad, con mayor independencia como país. Yo sé que las palabras dignidad, independencia, solvencia, son palabras que se entienden muy claramente en este querido Estado de Kuwait, así que puedo pronunciarlas sin necesidad de explicarles qué quiero decir con cada una de ellas.

Y finalmente agradecer, Primer Ministro, y también que le transmita una vez más nuestro agradecimiento a Su Majestad y a todos los que nos han recibido con la calidez, con la armonía, con el amor que solamente se recibe en pueblos como los árabes, y también aquí en el Estado de Kuwait a quien agradecemos profundamente su permanente apoyo a una causa que no tiene que ver con la economía, pero sí tiene que ver con la dignidad, la soberanía nacional y la lucha contra el colonialismo como es el caso de las Islas Malvinas.

Una vez más muchas gracias a todos ustedes, y en nombre de la comitiva que me acompaña y en nombre del pueblo argentino muchísimas gracias por este cálido recibimiento y los esperamos a todos en nuestro país la República Argentina. Muchas gracias. (Aplausos)

No hay comentarios.:

Octavio Getino habla sobre la Ley de medios

SOY LA MIERDA OFICIALISTA

ULTIMOS COMENTARIOS