Bienvenidos al blog

Su opinión nos importa mucho

¡Gracias por visitarnos!

domingo, 2 de noviembre de 2008

El Campo profundo , debate y organiza

Jornada sobre el campo profundo

“Soberanía, empleo y alimentación”

Santa elena – Octubre de 2008

Organizaciones e instituciones participantes

Movimiento Campesino de Córdoba (MCC), Unión Campesina Norte (UCAN), Grupos de Cambio Rural, Grupos del Programa Social Agropecuario (PSA), Cooperativa Macha, Centro de Residentes Bolivianos de Córdoba, Productores Asociados del Cinturón Verde de Córdoba, Mesa de Trabajo de Villa de María, Asociación de Productores para el Desarrollo Integral (APRODEIN), AProDeS El Mistol, AER INTA Villa de María, Junta Ecológica de Cañada de Luque, Municipalidad de Las Peñas, Municipalidad de San José de la Dormida, Comuna de Santa Elena, Comuna de Cerro Colorado, Comuna de Chañar Viejo.

Breve descripción de la propuesta

Después del prolongado lock out de las entidades empresariales ruralistas, la sociedad argentina tomó conciencia de la necesidad de dar un profundo debate en torno a un modelo productivo de país, que incluya la discusión sobre empleo de nuestros recursos naturales y la necesidad de repensar nuestro agro. Ahora bien, más allá de lo positivo que resulta el debate sobre cuestiones estratégicas, el manejo de la información y el papel de los medios masivos de comunicación cercenaron la posibilidad de que la discusión alcanzara a sectores negados.

De tal manera se pretende profundizar la discusión mostrando otras voces y otras realidades que no estuvieron presentes, ni tuvieron visibilidad, en los meses que duró el conflicto.

Así, se plantea discutir en los mismos territorios donde la expansión de la frontera agropecuaria ha reconfigurado la realidad productiva y laboral local, convocando a diferentes sectores para generar instancias de proyección y planificación en busca de un horizonte de democracia, pleno empleo e igualdad.

Cuando hablamos de sectores negados, nos referimos a los productores familiares que colocan sus alimentos en el mercado interno, abasteciendo a los pequeños poblados del interior, y que siempre están por fuera de las grandes discusiones económicas. Productores que viven en el campo a pesar de la falta de infraestructura y del acceso a los servicios básicos. También nos referimos a los consumidores de las barriadas pobres de las grandes ciudades que no soportan con su economía el aumento de los productos alimenticios. De igual manera, hablamos de los trabajadores rurales, empleados, subempleados o desempleados, que con sus capacidades adquiridas podrían fortalecer el circuito de la producción y procesamiento de los alimentos, visiblemente devastado por la indiscriminada exportación de commodities.

Es así que el taller pretende capacitar y generar instancias de discusión para plantear estrategias sobre la necesidad de reconfigurar el desarrollo sustentable de nuestro interior.

Por tal motivo se plantean como ejes de la discusión tres puntos centrales interrelacionados:

  • Soberanía Alimentaria: pensar que producir, que consumir, cómo y dónde hacerlo, haciendo hincapié en las características culturales alimentarias de nuestro pueblo y en las verdaderas necesidades del mercado interno y local.

  • Redistribución de la riqueza: pensar en la necesidad de recuperar al agro como un sector generador de mano de obra desde el inicio del proceso productivo, es pensar en redistribuir la riqueza. La agricultura pergeñada por las grandes multinacionales de los agronegocios produce una agricultura sin agricultores concentrando la riqueza y desplazando el escaso empleo hacia el sector servicios.

  • Comunicación popular: pensar en una comunicación y en sus productos al servicio de los sectores populares desmitificando, la visión de un “progreso” unívoco y centrado en la obsecuencia del modelo económico vigente, que responda a las necesidades de información sin “orejeras” intencionalmente colocadas para impulsar un discurso distorsivo.

Fundamentación

Los sectores rurales y rururbanos del norte de Córdoba han visto reconfigurar sus territorios con la llegada del modelo agrícola imperante. La destrucción del monte nativo para destinar esos campos a la agricultura transgénica, no solo desplazó los pequeños productores hacia los centros urbanos de la región y hacia la ciudad de Córdoba, sino también ha producido un desequilibrio ambiental que tiene su consecuencia y su repercusión en las condiciones sanitarias de la población, desmejorando la calidad de vida y generando verdaderos “pueblos fumigados”. Además, las consecuencias económico-laborales pueden vislumbrarse en los altos índices de desempleo y en la precarización laboral instalada como régimen. En el mismo sentido, las capacidades ociosas que podrían estar al servicio del desarrollo regional, permanecen inertes y presas de un modelo que no las incorpora. Cuando hablamos de capacidades ociosas, nos referimos a aquellas capacidades productivas y laborales presentes en la población que hoy están en desuso y también hablamos de la infraestructura existente en la región (sistemas de riego, mataderos, tierras fiscales, ferias, baños públicos, etc.), cuyo caro costo no es más que inversión estatal, que en el mejor de los casos se encuentra a disposición de los grandes empresarios agrícolas.

De allí, se plantea la necesidad de recuperar en positivo, la ruralidad como un espacio vital para el desarrollo del interior, repensando los espacios de producción y de empleo en donde el Estado cumple un rol primordial y donde las organizaciones sociales deben ser la base de un proceso de democratización y redistribución de todo tipo de recursos y decisiones.


A continuación van algunas fotos del encuentro:












No hay comentarios.:

Octavio Getino habla sobre la Ley de medios

SOY LA MIERDA OFICIALISTA

ULTIMOS COMENTARIOS